Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

viernes, 9 de diciembre de 2011

Así es la Vida * Capítulo 2



CAPÍTULO 2:


Al entrar en clase, me di cuenta que algo había cambiado, no exactamente en el sentido literal de la palabra, sino en algo distinto.

Me senté en mi sitio. Las mesas de la clase formaban una especie de “u”, de esa forma todos nos podíamos ver a todos.

El tutor, entró, era un sustituto de nuestra verdadera tutora Senna, ella había cogido la baja por maternidad, ya que había tenido un bebé precioso. Nuestro actual tutor se llamaba James, era un hombre alto y llevaba gafas, siempre tenia su ordenador portátil debajo el brazo, siempre lo llevaba con él. Era un hombre un poco pesado, aunque me reía mucho con él, al igual que el resto de la clase.

James-quería que lo llamáramos por su nombre- se puso a trabajar, a corregir nuestros exámenes, para ser más exactos, ya que él también nos impartía la asignatura de lengua. 

Mientras tanto nos dejaba hacer lo que quisiéramos, como hablar o estudiar,- el noventa y nueve por ciento de las veces era hablar-.

A mi lado se sentaba Leah y enfrente Jane, siempre estábamos las tres juntas. Detrás de mi, se sentaba un chico de pelo castaño y ojos negros, era más alto que yo y también era delgado, él se llamaba Jacob, era un chico repetidor, pero no de los que se meten en líos, como otros tantos,sino que era bastante “bueno”, nunca entendí porque había repetido.

Siempre lo había encontrado un chico normal, sin nada que me llamase la atención.
Pero no se cual fue el preciso instante de aquel día soleado que lo vi de otra forma, con otros ojos, sin darme cuenta empezó a llamarme la atención.

Él no se había fijado en mi, ni si quiera había hecho nada especial para que yo me fijara en él. Pero no se que paso, sus ojos me parecieron los más bonitos que había visto nunca, aunque eran los mismos de siempre. Sentí que expresaban algo diferente ese día. Y no se porque empezó a parecerme guapo, empezó a tener esa “chispa”.

Aunque no le di importancia -creí que no era nada importante, simples hormonas-, estuve pensando en él durante todo el día, no podía sacármelo de la cabeza.

Cuando terminaron las clases me fui hacia mi casa, con la esperanza que ya había terminado el día, y que en el día siguiente todo volvería ser igual que la semana anterior, cuando aun no había encontrado la “chispa” en Jacob. En ese momento solo pensaba en poder aprobar el curso, como pudiera, no quería pensar en chicos, ni se me paso por la mente hacerlo.

Cuando llegue, deje la mochila encima de la cama, me cambie de ropa, para poder estar más cómoda, y me dirigí hacia la cocina para prepararme la pizza como me había dicho mi madre por la mañana.

Cuando termine de comer deje el plato en el fregadero -en ese momento no tenia ganas de ponerme a fregar-, y me fui hacia mi habitación, porque tenia que pensar, debía de pensar en lo que había sucedido, no podía ser que ahora, en este preciso momento, cuando menos quería, cuando no lo quería, voy y me cuelgo por un chico, el cual nunca me había hablado, ni yo a él tampoco, ni tampoco nos habíamos mirado, excepto cuando por la mañana vi sus bonitos ojos color negros, no, no eran bonitos, eran los mismos ojos de siempre, pero... eran tan bonitos...

Esa noche, soñé con él. Iba andando por la orilla de la playa, de repente aparecía él corriendo hacia mi dirección, pero me pasaba, sin darse cuenta que yo estaba ahí, y yo me quedaba quieta, no me podía mover, en cambio él seguía corriendo a mis espaldas, y yo me quedaba bobamente observándolo, de repente él se giraba y me miraba fijamente con sus ojos verdes y una bonita sonrisa en la boca. En ese preciso momento sonó el despertador. Y todo termino, el sueño acabo, y volvía a comenzar un nuevo día, otro día que podía volver a ver ese príncipe, ese príncipe que me había tocado por potra, y que yo en un principio nunca quise, pero que después de ese sueño que me dejo traspuesta, me estaba pensando si tirar el ticket para no poder devolverlo jamas.

Me arregle como siempre, como cada mañana. Desayune, y me fui pitando hacia el instituto- como siempre llegaba tarde-.

Cuando entre en clase estaba ahí, sentando, ablando con su compañero. Pero hubo algo extraño. Se quedo mirándome bobamente y cuando yo le dirigí la mirada él bajo la cabeza, como aquel que no quiere la cosa. ¿que había sucedido?¿me estaba volviendo loca, o el también me estaba mirando?¿se fijo en mi?, no estaba al cien por cien segura de las respuesta a las preguntas que me había formulado en menos de un segundo, lo único que sabia, con mucha seguridad, porque lo estaba viendo con mis propios ojos en ese preciso momento es que Jacob estaba sonrojado, ¿porque me había dado cuenta que le miraba? Eso no lo sabia.

Me senté en mi sitio sin poder sacarme de la cabeza ese color hermoso de sus mejillas. En toda la hora de ingles tuve la extraña pero agradable sensación de que me estaba mirando, y que no podía dejar de hacerlo.

Sonó el timbre y nos tocaba biología, él se fue sin levantar la cabeza del suelo pero pude percibir una bonita sonrisa en sus labios. Pero paso algo que no me esperaba en clase no entro la profesora se biología sino que entro la de física.

-La señorita Jessica no va a venir hoy. Estaremos todos juntos, los de física y los de biología.

Dicho esto, pasaron varias cosas a la vez, entraron los de física, Leah se puso roja, Paul se sentó al lado de Leah y a mi lado se sentó... Jacob.

Cuando paso esto, se escucharon las risas de Jane y diversos comentarios de los chicos de física.

-Shh...silencio o pongo deberes- dijo con tono autoritario la profesora Heidi.


3 comentarios:

  1. ooooh! nuevo capi! jajaj eso es lo que me gusta, enterarme más de la nueva historia que me hace sonreír :D
    jajaja que bueno que se haya fijado en jacob, por lo menos en un segundo. Jajaja es medio bulling? jajaj eso no me lo esperaba :D
    jajaja la manera en que la profesora Heidi los cayó es muy veraz, así nos callan las profesoras en el instituto :D
    un capi genial, como siempre marii, un placer!
    nos leemos!
    att
    withney
    wm-lca.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Hola corazon!!! aqui pasando por tu blog luego de tanto tiempo!! lo siento si antes no te he visitado por aqui, pero es que he tenido un problema con el blog u.u no me ha dejado comentar en varios blog...
    Pero aqui estoy y me ha encantado el escrito!! como escribes sobre los personajes de crepusculo, esa manera de relatar sobre los dias de clase, me hace recordar que extraño a mis compañeros y esas tardes de charla con el tutor del curso jajaj
    Espero estes de maravilla,me encanta como quedo el blog n.n

    ResponderEliminar
  3. hola tocaya como estas jeje tiempo sin pasar por tu blog es estaba leyendo una historia pero creo que la borraste te ruego que sigas con esta es muy buena se te quiere saludos desde venezuela :)

    ResponderEliminar

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)