Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

sábado, 26 de noviembre de 2011

Así es la vida * Capítulo 1



CAPÍTULO 1:


¿Como una persona puede cambiarte tanto la vida?¿Como puede hacer que no puedas dejar de pensar en ella ni un solo instante sin la necesidad de mover un solo dedo?.

Todo parecía normal ese día, me levante por la mañana a regañadientes cuando sonó el despertador del ultimo mobil que me había regalado mi madre por mi cumpleaños, ese año como ya había cumplido los dieciséis años de edad, mis padres me compraron por fin, el mobil que yo quería.

Iba con el tiempo justo ya que como siempre, me costaba mucho levantarme por la mañana, y la noche anterior me había acostado tarde por cumpla de los exámenes.

Aunque conocía el sistema de mi profesora de biología, la profesora Jessica, sabia que iba a suspender, pero mejor un cuatro que no un cero, al menos eso decía.
Mi profesora de biología era una señora mayor, le faltaban pocos años para jubilarse, y como no, llevaba ropa de su tiempo, vestidos de estampados diversos, mayoritariamente de flores.
El examen consistía en todo lo relacionado con la célula, un tema que la verdad, no me apasionaba en absoluto.

Me vestí con lo primero que encontré en el armario, unos pantalones de tubo y un poco rasgados, aunque mi padre no le gustaban en absoluto, una camiseta de color blanca y mis converse negras.
Entre en el baño y me miré en el espejo viendo como cada mañana mi cara, me la lavé y también los dientes, y deje mi cabello a lo “natural”, ya que no tenia tiempo para entretenerme, ni ganas para hacerme algo mas sofisticado. Si tía Alice me viera, seguro que no me dejaría salir de casa..

Me fui hacia la cocina donde me esperaba mis padres para desayunar, mi madre, Bella, ya había pasado los treinta, pero aun así parecía que tenia menos, su cabello le llegaba a media espalda, era morena y lucía siempre unos adorables tirabuzones en las puntas. Sus ojos de un color marrón chocolate.. yo siempre los había envidiado.

Mi padre, Edward, también estaba en la cocina, él tenia el cabello color bronce y siempre despeinado, mama siempre que podía los intentaba peinar con sus dedos. Él tenia los ojos verdes, un color muy intenso, como la hierba en verano.

Yo era exactamente, una mezcla de los dos, había heredado el cabello de mi padre y los ojos de mi madre, aunque los míos no parecían derretirse cuando los mirabas como pasaba con los suyos..

Me estaba tomando solo un vaso de leche, ya que recién levanta no me entraba nada más, pero con las prisas, se me cayó un poco de leche, y es que con los ojos pegados, no sabía ni como me llamaba.
Recogí la leche, y termine de desayunar. Hice mi cama y cogí la mochila, estaba acostumbrada al peso de ella, pero me costaba cargármela a la espalda.

-Reneesme- me dijo mi madre antes de salir por la puerta- acuérdate que hoy comes sola, tu padre y yo no estaremos.

-Vale, mama, hasta la noche. Adiós papa.

Les di un beso y salí pitando hacia el instituto, llegaba tarde, la campana de entrada ya había sonado, y casi todos los alumnos ya habían entrado, solo quedaban los típicos chavales que les gusta meterse en líos y hacer campana.

Del camino que hay de mi casa al instituto, tuve la sensación que algo pasaría, no sabia si era algo bueno o malo, pero era un presentimiento.

-¡Reneesme, espera!- me grito una voz que yo conocía, me gire, y me di cuenta que esa voz correspondía a la de Leah, una de mis mejores amigas. Leah era mas bajita que yo, era morena, su cabello caía liso hacía su espalda, sus ojos eran del mismo color que su pelo, y ese verano se había echo un tatuaje en la espalda de un lobo que sus padres no sabían que existía.
Leah iba a las mismas clases que yo, ella quería estudiar biología, para luego poder especializarse en zoología.

-¿Ya has estudiado para el examen?-me pregunto, con una voz irónica, aun que sabia que había pasado toda la noche estudiando el temario, ella al igual que yo sabia que iba a suspender.

-Mucho, aunque no se para que...- le conteste con voz resignada.

El camino hasta la clase de biología lo hicimos en silencio. Cuando llegamos estaban todos sentados, repasando en el ultimo momento.

En una esquina al final de la clase, estaba mi otra mejor amiga, Jane. Ella era la mas bajita de las tres y siempre se quejaba por eso, era rubia, su melena llegaba hasta mitad de la mejilla, tenia una nariz que a mi siempre me había gustado, sus ojos eran del mismo color que las hojas en otoño, y igual que Leah y que yo iba a las mismas clases.
Ella quería estudiar biología marina, su animal preferido era la ballena, y todo lo que estaba relacionado con ella le apasionaba, igual que todo lo relacionado con el mar.

-Buenos días, ¿ya habéis estudiado?- nos dijo, ella también sabia que iba a suspender.

Hice un movimiento de cabeza en señal de afirmación, con eso se daba por contestada, ella sabia que por las mañanas, y mas a primera hora, no me gustaba hablar, ya que iba medio dormida, y necesitaba mi tiempo para despertarme.

Las tres llevábamos unas pulseras iguales, en señal de nuestra amistad, por mucho que nos peleáramos, y pasaremos dificultades, siempre seriamos amigas.

Me senté en mi sitio, y me di cuenta que en la clase habían dos clases de listos:
los listos, porque eran listos. Allí entraban Emily, y un chico llamado Quil.
Y los listos, porque llevaban chuletas, con todo lo que entraba en los exámenes, allí entraba casi toda la clase, era la única forma de aprobar, y de eso yo también me había dado cuenta, ya que también había echo chuletas, y había aprobado los exámenes, pero me había dado cuenta que si seguía haciendo chuletas, no aprobaría por lo que sabia sino por lo que ponía ellas.

Por fin llego la profesora Jessica, con los exámenes en la mano, los empezó a repartir y por la cara de mis compañeros, sabia que esa vez era muy pero que muy complicado, a los listos de chuletas, estas no le servirían para mucho. Menos mal que yo no había echo ninguna porque habría sido una forma bastante absurda de perder el tiempo.

Me entrego el examen y empece a escribir, sabia que tenia que rellenar lo máximo posible, y aproximarme al cinco como fuera.

Cuando termine el examen, solo quedaban diez minutos para terminar la clase, me levante y se lo entregue a la profesora Jessica. Me fije que llevaba en el mismo vestido de flores que durante toda la semana se había puesto, pensé en que ya sabia de donde venia eso olor “tan especial”.

Cuando sonó el timbre para cambiar de clase, nos dirigimos a nuestra clase, ya que tocaba tutoria, me alegró pensar en eso, ya que era una hora de bastante relax, una hora para hablar y reír.

Mientras nos dirigíamos hacia nuestra clase, Leah aceleró el paso, me preguntaba porque seria, entonces me di cuenta que nos cruzaríamos con le chico que le gustaba, él se llamaba Paul , un chico guapísimo, ella estaba muy colada por él, pero nunca le había confesado lo que sentía.

- Un día me voy a cansar, de ver esta situación tan ridícula,y le diré a Paul todo lo que siente Leah por él- dijo Jane.

A ella y a mi nos entro la risa, ya que sabíamos que sino lo hacíamos de esa manera, Leah nunca se lanzaría a por él.


2 comentarios:

  1. hola....
    me encanto el primer capitulo...
    parece interesante...
    espero los demas....
    besoss

    ResponderEliminar
  2. Me alegra ver que estás publicando nuevamente la historia, aunque debo ser sincera u.u me gustaba más con los otros nombres. Es algo personal mío... es que estoy un poco cansada de leer historias relacionadas con esos vampiros y lobos... De todas formas seguiré la historia porque me gusta como escribes y quiero saber en qué terminaba :D
    Espero el próximo capítulo.
    Ah!! felicidades por los dos años de tu blog =)
    Besos.

    ResponderEliminar

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)