Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

domingo, 18 de abril de 2010

Cambiiando La rutina * capítuLo 2

Hola mi amores!! como veo que la conexiion, parece aguantar un poquito.. decidi subir este capiitulo!! :P

A quien se le ocurrió la estúpida idea del juego? En su momento me pareció divertida, y hasta podría decir que excitante. Pero en ese momento, solo me podía preocupara para no desvelarle a Edward el secreto que escondíamos. Y me resultaba muy difícil, porque yo nunca le había escondido nada, siempre se lo había contado todo, y al igual que cuando era humana, se me daba fatal mentir.

Pero de todas formas, iba a superar esta difícil y tonta prueba, al menos por las chicas.
No se como lo haría, pero tenia que llevar a Edward al balneario que se encontraba a las afueras de Forks. Seria un poco complicado, pero siempre le podía decir que me apetecía un baño de burbujas.

Me mire al espejo, y me dije a mi misma que todo iba a salir perfecto. Eso subía mi autoestima, y hasta me vi mas guapa.

Baje a velocidad normal (amenos para un vampiro) las escaleras de la mansión Cullen.

Edward estaba tocando el piano, supe que tocaba mi nana. Me acerque por detrás y lo abrace, provocando que él dejara de tocar, y se girara para unir nuestros labios.

-Sabes que Edward? Me apetece que esta noche sea especial- dije con la mejor de mis sonrisas

-Quieres que sea especial? Y que quieres hacer mi dulce Bella

-mm.. ya se, pero primero, tienes que ponerte elegante

Él me cogió, y me giro en el aire, y volvió a unir nuestros labios, pero esta vez era un beso mas profundo que el anterior, con su lengua lamió mi labio inferior, y yo gustosa le di permiso para que sumergiera su lengua en mi boca.

Aunque mi cuerpo pensaba en darle por culo a ese juego, mi cabeza, estaba del lado a seguir con las reglas. Así que muy a mi pesar, me separe de Edward, que se quedo atónito, ya que yo nunca le decía que no.

-Mi Bella, que tendrás en mente?- preguntó sin dejar de rodear sus manos en mi cintura.

-Ya lo veras! A las nueve en el piano.

-A caso esto es como una cita?- dijo con una de esas sonrisas torcidas, que me quitaban el aliento

-Podría decirse que si

-mm.. vale entonces no me hagas esperar

-Nunca – y dicho eso me deshice de su agarre, y me dirigí a la habitación, para elegir lo que me pondría esa noche.

Delante del espejo me vestí. Para las ocasión había elegido unos shorts, con una botas por debajo de la rodilla de tacón. Y arriba me puse una camisa, que se ajustaba a las curvas de mi cuerpo. Y como no, el collar de perlas negras, que caía perfectamente entre mis pechos.

Acomode mi cabello de tal forma que cayera en forma de cascada por mi espalda, y me aplique un poco de maquillaje.

Y como acorde con Edward, a las nueve estaba al lado del piano. Él ya se encontraba ahí, y como siempre estaba mas que guapo. Se había puesto unos jeans, que marcaban y hacían aun mas, su trasero sexy. Y se había puesto una camiseta color violeta, que con ella marcaba cada uno de sus músculos, y como siempre su cabello estaba indomable y alborotado, pero eso es lo que hacia que estuviera para comérselo.

Cuando me vio, se acerco y deposito en mis labios un dulce beso.

-Y donde que quieres ir?- pregunto sonriendo

-Quiero un baño de burbujas – susurre en su oído muy sensualmente. Entonces abrí mi escudo, para que él pudiera ver lo que estaba pensando. Me concentre al máximo para no enseñarle el secreto que le escondía, pero también me asegure de mostrarle todas las imágenes posibles de nosotros dos en el jacuzzi de burbujas.

-Sus deseos son ordenes, esto.. esperate aquí.. que.. voy a por el coche- dijo separándose de mi cuerpo, con mucha dificultad, la lujuria ya se empezaba a mostrar en sus ojos, y en sus cuerpo.

En un pestañeo, lo tenia de vuelta a mi lado, y en dos pestañeos mas ya estábamos los dos dentro del coche, dispuestos a disfrutar de un muy agradable baño de burbujas.

El balneario estaba vacío, ya que los dueños estaban disfrutando de unas vacaciones en el Caribe, o amenos eso es lo que ponía en una cartel que estaba en la puerta del lugar.

Empezamos a besarnos antes de llegar al jacuzzi, nos deseamos demasiado el unos al otro, como para resistir la tentación.

Edward apretó un botón para que el jacuzzi empezara a burbujear, y tiró de mi camisa, eso provoco que se soltaran todos y cada unos de los botones, dejándome con los pechos al descubierto, ya que no traía puesto el sujetador, Edward gruñó al darse cuenta de ese detalle.

Termine de desnudarme mientras Edward hacia lo propio con su ropa, pero yo en ningún momento me quite el collar largo de perlas, que muy sensualmente quedo entre mis pechos.

Sin dejarnos de besar entramos los dos dentro del jacuzzi. Edward con sus manos recorrió, mis pechos, y cuando se cansó, jugueteo con mis pezones y el collar, el roce que hacían las perlas en ellos, hicieron que se me pusieran duros y erectos.

Si previo aviso, Edward introdujo dos de sus dedos en mi intimidad, hubiera gritado de placer, si no hubiese sido que tenia mis labios sellados con los de Edward. Cuando llegue a los mas alto del placer, me separe de sus dedos, y me senté a horcajadas encima de él, introduciendo de un solo golpe su erección en mi intimidad.

Empece a moverme en círculos, provocando que mi marido, susurrara mi nombre, en seco me pare, y cambie de movimiento, subía y bajaba, encima de su erección, Edward coloco sus manos en mi cintura, para que me resultara mas fácil moverme, el agua del jacuzzi, se movía a las misma velocidad que nosotros, y eso provocaba, que salpicara en nuestros cuerpos, ofreciéndonos una agradable sensación.

-Edward!! - grité cuando llegue al orgasmo, él llegó al poco tiempo después que yo.

-Creo.. que voy a comprar.. uno de estos..- dijo mi marido entre jadeos refiriéndose al jacuzzi, y el maravilloso baño de burbujas.
-------------------
Hola de nuevo!! disfrutaron del capii?? dejen sus comentariios :)
------------------

6 comentarios:

  1. wuooooooooooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!1111 aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiissssssssssiiiiii mw wncanto jajajaj

    ResponderEliminar
  2. Hola MaRia !!OMG..que lemmon nenaa,pero igual a lo ultimo me mate de la risa jajaj xD muy gracioso imaginar a Edward diciendo eso !!^.^ jaj xDxD Este capitulo me encanto,mas haya q sea solo de Edward y Bella..sino porque nos narraste expectacular,muy buena interpretacion..Hermosa xD !!OK MaRia nos leemos besos (L)
    LAP

    ResponderEliminar
  3. hola!!! bueno, acabo de descubrir tu blog, (bueno, aparte es muy conocido :)) y bueno, me gusto mucho!!
    la historia se ve super interesante!!
    y los personajes me encanta como los describes!!
    todo me ha gustado mucho, todo esta muy interesante y divertido, aparte de bonito!!
    asi que ya te sigo!!
    y bueno, espero que te puedas pasar por alguno de mis blogs y dejarme tu opinion, si?!
    besos<3

    ResponderEliminar
  4. Hola ahora ya salte a este capi y si elotro fue sexy ya aqui hubo concustion espontanea jajajaja que bien escribes muy detalladamente ahora a ver q tal le fue a Rose besos!!

    ResponderEliminar
  5. QUe buen capitulo estubo... CAliente jejeje sigue asi me encanto jejeje

    ResponderEliminar

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)