Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

martes, 6 de diciembre de 2011

Solos tú & yo * Capítulo 23



ADAPTACIÓN

Capítulo 23:

No tenía idea de que sería tan fácil. No creí que fuésemos capaces de llegar allí. Pero después de


dirigirnos a través del ritual de cerrar los ojos e imaginar un portal brillante con luz resplandeciente,

ambas juntamos nuestras manos y lo atravesamos, aterrizando juntas en esa extraña y flotante

grama.

Bree me mira con los ojos y su boca bien abiertos, pero incapaz de poder articular palabras.

Yo solo asiento y miro alrededor, sabiendo exactamente como ella se siente porque, aunque ya he

estado aquí antes, eso no lo hace menos surrealista.

-Oye, Bree- digo levantándome y sacudiendo la parte trasera de mis jeans, dispuesta a servir de guía

turística y mostrarle cuan mágico puede ser este lugar. -Imagina algo. Cualquier cosa, como un

objeto, un animal, incluso una persona. Solo cierra tus ojos y velo tan claro como puedas y luego…-

Yo observo como ella cierra sus ojos y mi emoción crece mientras ella frunce el entrecejo y se

concentra en el objeto que eligió.

Y cuando ella abre otra vez sus ojos, se lleva las manos a su pecho y mira directamente al frente,

llorando, -¡Ay! No puede ser… pero mira… ¡se parece tanto a él y es tan real!-

Ella se arrodilla en la grama, juntando sus manos y riendo con emoción mientras un hermoso Golden

Retriever salta a sus brazos y acaricia sus mejillas a lengüetazos y ella lo abraza fuerte contra su

pecho, murmurando su nombre una y otra vez, y yo sé que es mi deber advertirle que él no es real.

-Eh, Ava, lo siento, pero me temo que él no...- Pero antes de que pueda terminar, el perro se deshace

de su agarre, borrándose como un patrón de vibrantes píxeles que pronto desaparecerá por

completo y cuando veo la devastación en su rostro, mi estómago da un vuelco sintiéndose culpable

por haber iniciado este juego. -Debí haberte explicado- le digo, deseando no haber sido tan

impulsiva. -Lo siento mucho.-

Pero ella solo asiente, pestañeando para evitar las lágrimas mientras se sacude la grama de sus

rodillas. -Esta bien. De veras. Sabía que era demasiado bueno para ser real. Pero nada más verlo

así otra vez, haber tenido solo ese momento...- Ella se encoje de hombros. -Bueno, incluso si no

hubiese sido real, no me arrepiento ni por un segundo. Así que tú tampoco lo hagas ¿bueno?- Ella

toma mi mano y la aprieta. -Lo he extrañado mucho y el haberlo tenido por esos breves segundos

fue como un regalo muy valioso. Un regalo que experimenté gracias a ti.-

Yo asiento, tragando con esfuerzo y deseando que sus palabras sean sinceras y aunque podríamos

pasar las próximas horas manifestando todo lo que nuestros corazones quieran, la verdad es que mi

corazón solo desea una cosa. Además, después de ver la reunión de Bree y su amada mascota, los

placeres de los bienes materiales ya no parecen valer la pena.

-Así que esto es Summerland- ella dice, mirando todo a su alrededor.

-Esto es- yo asiento. -Pero lo único que siempre he podido ver es este campo, ese arrollo y un par

de cosas que no existían hasta que yo las manifesté. Ah, ¿y ves ese puente, más allá en la distancia,

en donde está la niebla?-

Ella gira, asintiendo cuando lo ve.

-No te acerques a él. Lleva hacia el otro lado. -
Bree se le queda mirando y sus ojos se entrecierran cuando dice, -Me pregunto que pasaría si

intentaras cruzarlo. Ya sabes, sin morir, sin esa clase de invitación.-

Pero yo solo me encojo de hombros, no tengo ni la más mínima curiosidad de intentarlo para saber.

-Yo no lo recomendaría,- le digo, mirando la apariencia de su mirada y dándome cuenta de que ella

en realidad esta considerándolo. Se está preguntando si ella debería intentar cruzarlo solo por simple

curiosidad. -Podrías no regresar,- añado, intentando transmitir la potencial seriedad del asunto, ya

que ella no parece entenderlo. Pero supongo que Summerland tiene ese efecto. Es tan hermoso y

mágico, que te tienta a arriesgarte a hacer cosas que normalmente no harías.

Ella me mira, aún sin estar completamente convencida, pero deseosa de seguir viendo cosas en

lugar de quedarse aquí sentada. Así que enlaza su brazo con el mío y dice, -¿Por dónde

comenzamos?-

Como ninguna de las dos tenemos idea de por dónde comenzar, comenzamos por caminar,

dirigiéndonos hacia la pradera de flores danzantes, abriéndonos camino entre los árboles pulsantes,

cruzando el arroyo cuya agua es de todos los colores como el arcoíris y esta habitado por toda clase

de peces, hasta que finalmente encontramos un sendero que, luego de vagar por muchas curvas y

serpenteos, nos conduce hacia una carretera vacía.

Pero no es una carretera de ladrillos amarillos, o pavimentada con oro. Esta es una carretera regular,

hecha con el asfalto que ves todos los días, como el tipo de carreteras que ves en tu casa.

Aunque debo admitir que es mejor que las carreteras de casa porque esta está limpia e inmaculada,

sin hoyos ni marcas de gomas. De hecho, todas las cosas aquí son tan resplandecientes y nuevas,

que pensarías que nunca antes han sido usados, cuando la verdad es, o al menos la verdad según

Bree, que Summerland es más antiguo que el tiempo.

-¿Exactamente qué sabes sobre estos templos, o Grandes Salones de Aprendizaje, como tú les

llamas?- Le pregunto, levantando la vista para observar un impresionante edificio de mármol blanco

con toda clase de ángeles y criaturas míticas talladas en sus columnas y me pregunto si ese será el

lugar que estamos buscando. O sea, luce elaborado, serio e impresionante, pero no es exactamente

formidable como yo imaginé que sería un salón de aprendizaje superior.

Pero Bree se encoje de hombros, como si ya no le interesara el tema. Lo cual me parece bastante

descomprometido para mi agrado.

Ella estaba tan segura de que las respuestas estaban aquí, fue tan insistente en juntar nuestra

energía y viajar juntas, pero ahora que lo hemos hecho, esta demasiado prendada con el poder de la

manifestación instantánea para concentrarse en nada más.

-Sólo sé que existen,- ella dice con sus manos extendidas ante ella y girándolas de un lado a otro.

-He leído sobre ellos varias veces en mis estudios.-

Y yo pienso ¡Pero ahora lo único que pareces estar estudiando son esos anillos con enormes joyas

incrustadas que has manifestado en tus dedos! sin decir las palabras, pero sabiendo que, si ella está

lo suficientemente interesada para observar, vería el desagrado estampado en mi cara.

Pero ella solo sonríe y manifiesta su brazo lleno de pulseras que combinen con sus nuevos anillos y

cuando comienza a mirar a sus pies, pensando en manifestar nuevos zapatos, sé que es hora de

traerla de vuelta.

-¿Qué debemos hacer una vez lleguemos allí?- Le pregunto, determinada a lograr que ella se

concentre en la verdadera razón por la cual estamos aquí. O sea, yo hice mi parte, así que lo menos

que ella podría hacer es ser recíproca y ayudarme a encontrar el camino. -¿Y qué es lo que

debemos investigar una vez lo encontremos? ¿Dolores de cabeza repentinos? ¿Repentinas oleadas

de incontrolable sudor? ¿Nos dejaran entrar, siquiera?-

Yo me volteo, esperando un sermón sobre mi persistente negatividad, mi rampante pesimismo que

desaparece por un tiempo, pero jamás desaparece por completo… pero me encuentro con que ella

ya no está allí.

¡Y me refiero a que ella está completamente, inconfundiblemente, cien por ciento desaparecida!

-¡Bree!- Le llamo, dando vueltas y vueltas, tratando de ver entre la brillante niebla, el resplandor

eterno que emana de ningún lugar en específico, pero se las arregla para cubrir todo aquí. -¿Bree,

dónde estás?- Grito, corriendo hacia el centro del largo y vacío camino y deteniéndome para

observar por las ventanas y puertas y preguntándome por qué hay tantas tiendas, restaurantes,

galerías de arte y salones, cuando no hay nadie alrededor para usarlas.

-No la vas a encontrar.-

Doy la vuelta y me encuentro con una menuda chica de cabello oscuro parada frente a mí. Su pelo

lacio le llega a los hombros y sus ojos casi negros están enmarcados por un flequillo tan severo que

parece que ha sido cortado con una navaja.

-La gente se pierde aquí. Pasa todo el tiempo.-

-¿Quién.... quién eres?- Le pregunto, reparando en su blusa blanca almidonada, falda escocesa,

chaqueta azul y medias hasta la rodilla. El atuendo de una típica chica de escuela privada, pero sé

que esta no es una estudiante cualquiera. No si está aquí.

-Soy Senna- ella dice. Pero sus labios no se mueven y la voz que escuché viene de detrás de mí.

Y cuando me doy la vuelta, me encuentro exactamente con la misma chica riéndose mientras dice, “y

ella es Zafrina.”

Yo me giro otra vez y veo que Zafrina sigue detrás de mío, mientras Senna se le une. Dos chicas

idénticas paradas frente a mí. Todo sobre ellas -el pelo, la ropa, la cara, los ojos- son exactamente

igual.

Todo, excepto por las medias a la rodilla. Las de Senna se han caído, mientras que las de Zafrina
están ajustadas y bien puestas.

-Bienvenida a Summerland.- Senna sonríe, mientras Zafrina me mira con sospecha. -Sentimos lo de

tu amiga.- Ella golpea a su hermana, y como esta no responde, dice, -Sí, incluso Zafrina lo siente.

Solo que no lo va a admitir.-

-¿No sabes dónde puedo encontrarla?- Pregunto mirándolas a ambas y preguntándome de dónde

habrán venido.

Senna se encoge de hombros. -Ella no quiere ser encontrada, así que en cambio te encontramos a

ti.-

-¿De qué estas hablando? ¿De dónde vienes?- Le pregunto ya que en mis visitas anteriores nunca

había visto a nadie.

-Eso fue porque tú no querías ver a ninguna otra persona,- dice Senna, contestando el pensamiento

en mi cabeza. -Nunca lo habías deseado hasta ahora.-

Yo la miro con mi rostro inexpresivo y mi mente da vueltas ¿ella puede leer mis pensamientos?

-Los pensamientos son energía,- ella se encoje de hombros. -Y Summerland consiste de energía

rápida, intensa y magnificada. Tan intensa que puedes leerla.-

Cuando ella dice eso, recuerdo mi visita con Edward y como éramos capaces de comunicarnos

telepáticamente. Pero en ese entonces pensé que nosotros éramos los únicos.

-¿Pero si eso es cierto, entonces por qué yo no pude leer la mente de Bree? ¿Cómo fue ella capaz de

desaparecer así?-

Zafrina pone los ojos en blanco, mientras Senna se inclina hacia delante, su voz suave y baja, como si

estuviera hablando con niño pequeño, incluso cuando ellas lucen más jóvenes que yo. -Porque

tienes que desearlo para que lo puedas hacer.- Luego, al ver la expresión de mi rostro, ella explica,

-En Summerland todo es posible. Todas las cosas. Pero primero tienes que desearlo para traerlo a la

existencia. De lo contrario será solo una posibilidad, una de tantas posibilidades, sin manifestar e

incompletas.-

Yo la miro intentando comprender sus palabras.

-la razón por la cual no viste gente antes es porque no quisiste. Pero ahora, mira alrededor y dime lo

que ves.-

Y cuando miro alrededor, veo que ella tiene razón. Las tiendas y restaurantes ahora están llenas de

gente, una nueva exposición de arte cuelga en la galería y un tumulto de gente se agrupa en las

escaleras del museo. Y mientras me concentro en la energía de ellos y en sus pensamientos, me

doy cuenta de lo diverso que es este lugar. Hay nacionalidades y religiones de todo tipo, y todos

coexisten en paz.

Vaya, pienso mientras mis ojos miran a todas partes, tratando de captar todo.

Senna asiente con la cabeza. -Y al momento que deseaste encontrar el camino hacia el templo,

vinimos para ayudarte mientras Bree desaparecía.

-¿Entonces yo hice que ella desapareciera?- Pregunto, comenzando a comprender la verdad en todo

esto.

Senna ríe, mientras Zafrina dice que no con la cabeza y pone los ojos en blanco, mirándome como si

yo fuera la persona más idiota que haya conocido. -Difícilmente.-

-Entonces toda esta gente- Yo señalo a la muchedumbre. -¿Todos ellos están muertos?- Le dirijo la

pregunta a Senna porque ya me he rendido con Zafrina.

Y observo como ella se inclina y susurra en el oído de su hermana, causando que Senna se aleje y

diga, -Mi hermana dice que haces demasiadas preguntas.-

Zafrina hace una mueca, golpeándola fuerte en el brazo con su puño, pero Senna solo ríe.

Y mientras yo observo a las dos, reparando en la mirada calmada de Senna y la insistencia de Zafrina
en hablar con acertijos, me doy cuenta que, con todo y lo entretenido que sea, están comenzando a

fastidiarme. Tengo cosas que hacer, templos que encontrar y envolverme en este tipo de bromas

confusas se esta convirtiendo en una enorme pérdida de tiempo.

Y Recuerdo muy tarde que ellas dos pueden leer mis pensamientos cuando Senna asiente con la

cabeza y dice, -Como gustes. Te enseñaremos el camino.-

5 comentarios:

  1. jajaja que capítulo más bonito!
    estoy con Bella, pensé que todo sería más dificil!
    pero que lindo es summerland! yo quisiera estar alli, e imaginarme un mundo de cosas! (si, yo haría más que imaginarme a un golden river) jajajajajaa
    Como siempre, un placer maria! jajaj el blog se ve increíble, concuerda con la manera con la que escribes! jajaja
    un beso! espero atenta el proximo capi!
    att
    withney
    soul-littlecorner.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. El capi es espectacular, me ha gustado mucho.

    El cambio del blog es especial y espectacular, muy bonito

    saludis vampi

    ResponderEliminar
  3. Bonito el capitúlo, pero, estoy un poco perdida de como va a resolver el problema que tiene Bella y siento que no tienen ha nadie que la ayude.

    ResponderEliminar
  4. escribes muy lindo!
    y el capi estuvo genial

    Y observo como ella se inclina y susurra en el oído de su hermana, causando que Senna se aleje y

    diga, -Mi hermana dice que haces demasiadas preguntas.-

    ajajja me ha sacado una sonrisa

    un beso!

    te leo!♥

    ResponderEliminar
  5. Precioso capi! Espero el próximo! Gracias!

    ResponderEliminar

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)