Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

miércoles, 25 de abril de 2012

Solo tú & yo * Capítulo 30




Adaptación

CAPITULO 30

La enorme desilusión que sentí cuando toque a esa mujer de cabello negro rojizo en el hombro solo para descubrir que ella no era Bree, me hizo comprender justamente cuanto necesito hablar con ella. Así que salgo de Summerland y regreso a tierra a mi auto. Deslizándome en el asiento del conductor justo en frente del supermercado Joe’s en el estacionamiento Crystal Cove Promenade, donde una sobresaltada compradora confiada deja caer vergonzosamente sus bolsas, esparciendo numerosas latas de café y sopas debajo de la hilera repleta de autos. Y me prometo a mi misma que desde ahora, me asegurare de que mis salidas y entradas sean un poco más discretas.

Cuando llego a donde Bree, ella se encuentra en medio de una lectura, así que espero en su brillante y resplandeciente cocina mientras ella termina. Y aun cuando se que esto no es asunto mío, aun cuando se que no debería husmear, salgo justamente por mi remota cuenta, y accedo a su sesión, sorprendida por la cantidad de exactitud y detalles que Bree proporciona.

-Impresionante- digo, después de que su cliente se ha ido y ella entra en la cocina para
acompañarme. -Muy impresionante. En serio, no tenía ni idea.- Sonrió, mirando mientras ella
desempeña su habitual ritual de llenar la tetera para hervir, y luego poniendo algunas galletas en un plato y empujándolo hacia mí.

-Ese es un verdadero cumplido viniendo de ti- sonríe, tomando asiento justo en frente de mi.
-Aunque sí recuerdo bien, también te di una lectura bastante exacta una vez.

Alcanzo una galleta, sabiendo que eso era de esperarse, y cuando lamo los pequeños trocitos de azúcar de encima, no pueda dejar sentir tristeza de que ya no tenga el encanto que solía tener.

-¿Recuerdas esa lectura? En la noche de Halloween?- ella me mira de cerca.

Asiento.

-¿le dijiste a tu cliente que ella está destinada a ser una perdedora?- parto la galleta por la mitad.-Que él la engaña con alguien que ella piensa que es una amiga y que ella debería deshacerse de ambos lo más pronto posible?- pregunto, quitando algunas migajas que cayeron en mi regazo.

-Literalmente,- dice ella, levantándose para ir en busca de nuestro te al momento en que la olla empieza a silbar. -Aunque solo puedo esperar a que aprendas a suavizar el mensaje si alguna vez decides dar lecturas.

Hago una pausa, superando una repentina punzada de tristeza cuando comprendo justamente hace cuanto ha sido la última vez que pensé en mi futuro, en lo que podría querer ser cuando creciera.

Pase por tantas fases – queriendo ser una guardabosques, maestra, astronauta, supermodelo, estrella pop – la lista era interminable, pero ahora que soy inmortal, ahora que estoy en condiciones de probar todas esas cosas en el transcurso de los próximos mil años – o más – ya no siento esa ambición.

Últimamente, en todo lo que he estado pensando es en cómo recuperar a Edward. Y ahora, después de este último viaje a Summerland, en todo lo puedo pensar es en volver a mi viejo yo, quiero decir, tener el mundo entero a mis pies no es tan atractivo cuando no hay nadie con quien compartirlo.

-Yo – todavía no estoy segura de lo que quiero hacer. Realmente no he pensado en ello.

Miento, preguntándome si será fácil para mí volver a mi antigua vida – si decido regresar a ella, es eso. Y si todavía querré ser una estrella pop como solía ser, o si los cambios que he experimentado aquí seguirán allí. Pero cuando miro a Bree, viendo como ella levanta su taza a sus labios y sopla dos veces antes de beber a sorbos, recuerdo que no he venido aquí para hablar de mi futuro, vine para hablar de mi pasado. Decidí brindarle mi confianza y compartir algunos de mis más grandes secretos. Convencida no solo de que puedo confiar en ella sino que ella podrá ayudarme también.

Porque la verdad es, que necesito alguien con quien pueda contar. No hay manera en que pueda hacerlo sola. Y no se trata de ayudarme a decidir si debería quedarme o ir, porque comienzo a comprender que realmente no tengo más opción. Me refiero al pensar en dejar a Edward – al pensar que nunca lo veré de nuevo – es casi tan doloroso de lo que puedo soportar.

Pero cuando pienso en mi familia, y en como sacrificaron inocentemente sus vidas por mi – ya sea a causa de una estúpida sudadera azul por la que insistí a papa a regresar, que finalmente causo el accidente que mato a todos – o porque Tanya intencionalmente echo a correr el ciervo delante de nuestro auto para que pudiera deshacerse de mí y tener a Edward para ella – siento que tengo que hacer algo y hacerlo bien.

Porque de cualquier manera en que lo mires, conduce de vuelta a mí, es mi culpa que ellos no vivan sus vidas, es mi culpa que su radiante y brillante futuro fue cortado tan trágicamente. Si no hubiera estado en el camino, nada de esto hubiera pasado. El hecho de que tenga que tomar la decisión demuestra que tengo que sacrificar mi futuro con Edward para que ellos puedan tener el suyo.

Es lo correcto.

Es lo único que hay que hacer.

Y de la manera como van las cosas, con mi destierro social de la escuela, Bree es casi el único amigo que me queda, lo que significa que la necesitare para reconstruir algunas piezas perdidas que pude dejar atrás.

Llevo la taza a mis labios, y luego de nuevo abajo sin beber. Trazando mis dedos alrededor de la curva de la porcelana mientras suspiro profundamente y digo:

-Creo que alguien está envenenando a Edward-  miro sus perturbados ojos mientras ella bosteza. -Cre... Creo que alguien está manipulando su “Elixir” su bebida favorita. Y lo esta haciendo actuar “Mortal”,  normal, pero no de una buena manera.- presiono mis labios y me acomodo en mi asiento, dándole apenas una oportunidad para respirar cuando digo -Y desde que tengo prohibida la entrada, voy a necesitarte para que me ayudes a forzar la entrada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)