Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

domingo, 10 de noviembre de 2013

Forever * Capítulo 2

Hola mis dulces lectores, aquí os dejo el segundo capitulo de este fic.
Los capítulos serán mayoritariamente cortos. Y todo lo escrito es mío.
Espero que os guste, poco a poco llega a mi la inspiración.
Os Amo!




Capítulo 2:

Bella y Emmett pasaron un año juntos, un año que fue increíble para ella. En ese año, para los ojos del mundo ellos solo eran primos, unos primos que se llevaban muy bien, pero ellos dos solo sabía lo bien que se llegaban a llevar.

Bella aprendió a sentirse guapa y sexy, aprendió que los chicos babeaban por ella, y que eso le gustaba.

Emmett le enseñó el arte del sexo, y que bien se lo pasó Isabella aprendiendo.

La primera vez que Emmett desnudó a Bella, estaban en casa de él. En su habitación. En su cama.

Emmett le acarició la mejilla, y Bella cerró los ojos, solo se escuchaba el tic-tac del despertador. Isabella inspiró y sus pulmones se llenaron del dulce aroma varonil de ese chico de 19 años, esa mezcla de desodorante y olor a hombre. Y eso puso muy caliente a Bella.

Isabella era virgen, su cuerpo no había conocido hombre ni el duro miembro que ellos guardaban entre las piernas. Pero ella ya había sentido más de un orgasmo, ella había experimentado con su cuerpo. Jugaba con su coño y sus dedos, o su coño y la alcachofa de la ducha, o su coño y el cepillo eléctrico... Oh si! Para Bella no había nada mejor que un orgasmo, y cuando su primo le decía cosas sucias o le enviaba mensajes subidos de todo, su conejito quería zanahoria.

Emmet la besó, primero fue suave, solo un roce. Pero poco a poco sus labios se hicieron más fieros, y eso le gustó a Bella. 

Le contestó abriendo su boca, dejando que él la explorara con su lengua. Emmett la apretó más contra su cuerpo y sus manos viajaron al trasero de Isabella.

Bella sintió la gran durez de su primo y paró el beso para mirarlo a los ojos.

-Quieres...?- preguntó Bella

-Si.- dijo sin dudar Emmett.

Isabella nunca había practicado el sexo, pero deseaba hacerlo. En ese momento.

Emmett dirigió a Bella a su cama, y hizo que ella se tumbara y él se recostó encima de ella.

Se miraron a los ojos, como pidiendo permiso, permiso para seguir con ese juego, un juego caliente y morboso.

Emmett pasó su lengua por el cuello de Bella, y luego atacó a su oreja, mordiéndole el lóbulo y hacia que Bella se estremeciera. 

Isabella empezaba a tener calor, mucha calor. Sus dedos tocaban la espalda de Emmett, su cuello, su pelo... Emmett pasó la manos por debajo la camiseta de Bella, la subió y se la quitó. Bella imitó la acción de su primo.

Los cuerpos de los dos estaban calientes, pero aun sobraba ropa.

Emmett desabrocho el pantalón de Bella, y aunque a regañadientes, se separó de ella para poder quitárselos. Isabella llevaba un conjunto de ropa interior rosa, le hacía parecer inocente, más de lo que era, y eso al pene de Emmett le gustó, haciéndolo palpitar de la emoción.

-Emmett, aun tienes mucha ropa, no estamos iguales- susurró Bella haciendo pucheritos.

-Mi dulce primita, ahora soluciono eso.

Emmett quedó en boxer, y se arrodillo ante Bella. 

Isabella en un momento de valentia, se quitó el sujetador, y por primera vez su primo contemplo esos pechos que tanto deseaba ver.

Emmett se abalanzó sobre ella, y los tocó. Los pezones de Bella se habían endurecido por la excitación y el no dudó en ponerlos en su boca... lamerlos y moderlos...

Bella gimió.

Emmett paseó su nariz hasta el ombligo de Isabella, y cuando se topó con sus braguitas, las agarró y se las quitó, deslizándolas lentamente por sus largas piernas.

Él se relamió los labios cuando vio el brillante coño de su prima delante de sus ojos.

-Me gusta que te hayas depilado Bells- dijo Emmett antes de pasar sus áspera lengua entre los húmedos pliegues de Isabella

La lengua de Emmet jugaba arriba y abajo por el coño de Isabella, y sus dientes mordían el pequeño clítoris que su prima escondía.

-Em, estoy.. Dios! Me encanta- gemía Isabella

Pero antes que Bella llegará ha alcanzar su orgasmo, Emmett paró. Ella lo miró entre interrogativa y cabreada.

-Solo quiero llegar a la vez que tú, mi dulce primita- dijo él relamiéndose los labios.

Emmett se situó entre las piernas de Isabella, su pene estaba más que lubricado porque se moría por enterrarse en ese cuerpo.

Entonces pasó.

Emmett empezó a introducir su duro miembro en el coño de Bella, y ella lo sintió. Nada de dolor, nada de lágrimas, solo un poco incómodo, pensó Isabella.

-Bien?- preguntó él

-Bien- respondió ella.

Emmett se empezó a mover, lento, indeciso... No sabía si a su prima le estaba gustando, pero cuando Bella gimió, él supo que lo estaba haciendo bien, y sus movimientos empezaron a ser más rápidos, más seguros... y como lo estaba disfrutando Isabella.

Cuando terminaron se quedaron los dos mirando el techo de la habitación. Dos cuerpos sudorosos, jadeantes... dos cuerpos que gritaban sexo por todas partes.

Al llegar a casa, Bella, se sentía un poco dolorida, era su primera vez y era lo más normal. Se lo había pasado bien, muy bien con su primo, y deseaba poder seguir aprendiendo.

Los meses siguieron pasando, y el sexo entre Isabella y Emmett era cada vez mejor.

Pero... Emmett se tuvo que ir a estudiar a otra ciudad, a la universidad. Y cuando él le dijo a Bella "podríamos hacer de esto algo serio" ella supo que era el momento de dejar de jugar a los médicos con su primo, que se lo había pasado bien, y que empezaban a entrar sentimientos en ese juego, y Bella solo quería eso, jugar.

-Lo siento Emm, tú ya sabías cuando empezamos a tener algo cual era el trato

-Lo entiendo Bells.. pero por intentarlo no perdía nada

-Encontraras a alguien Emmett, lo sé.. y mientras tanto pasatelo muy bien- dijo Bella guiñándole un ojo

-Lo mismo digo primita- contesto él besando suavemente los labios de ella.

Y así lo hizo Isabella, se lo pasó muy bien.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)