Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

domingo, 7 de diciembre de 2014

El chico del departamento 512 * Capítulo 22

Disclaimer: Los personajes de Twilight son propiedad de Stephanie Meyer, yo solo los ocupo pa19ra jugar un poco con eLllos en mi mente loca, esperando que les guste.

Sumary: Fue en una tarde lluviosa en que con la llegada de ella se conocieron, no solo llegando a un nuevo departamento sino también a la vida de alguien más y a partir de ese momento sus vidas se entrelazaron sin pensarlo. Iluminando sus vidas al dar una vuelta de 180°; hasta donde los llevara esta relación que comenzaron sin saber exactamente el cómo comenzó.


by: AnaLau
Cap.22 Sentimientos de culpa


Una semana más se abría paso con la agenda llena para no variar, Carlisle tenía muchas cosas que hacer demasiados pendientes, entre ellos una junta muy importante que estaba a punto de comenzar y lo peor es que una buena parte corría a cuenta de Edward y él ni sus luces.
 
Carlisle estaba sumamente desesperado, pensaba que Edward ya había entendido, pero al parecer no era así, ya le había marcado al móvil unas cuantas veces sin obtener ningún resultado solo sonaba la grabadora de voz.
 
- Claudia ¿ya te pudiste comunicar? – Pregunto Carlisle por el intercomunicador a su secretaria.
 
- Lo siento mucho señor, pero nada solo me manda al buzón, seguiré intentando – Dijo su secretaria muy preocupada era muy raro ver a su jefe en este estado de impaciencia.
 
Poco después recibió una llamada, era del área de vigilancia.
 
- Hola Claudia, ni te imaginas lo que acaba de pasar, necesito que lleves al señor Cullen a la sala donde está la pantalla, necesita ver las noticias de último momento mucho me temo que he encontrado al señor Edward – Dijo uno de los chicos de seguridad que en esos momentos veía la tele donde pasaron noticias de último minuto.
 
- Claro, en un momento lo hago pero algo me dice que no le va a gustar lo que va a ver – Dijo la secretaria.
 
- En eso mi querida Claudia tienes toda la razón, pero hazlo ya – Le urgió el guardia.
 
- Está bien, luego hablamos – Dijo la secretaria y colgó, dirigiéndose a la oficina de su jefe que estaba con el celular pegado a su oído intentando comunicarse con su hijo.
 
- ¿Que ha pasado Claudia es que ya lograste comunicarte con él? – Pregunto Carlisle.
 
- Señor necesito que me acompañe a la sala de proyecciones hay algo que tiene que ver, tiene que ver con su hijo – Dijo Claudia.
 
- Anda vamos, no sé qué tiene que ver pero en fin – Dijo Carlisle saliendo de su oficina dirigiéndose a la sala de proyecciones, en donde Claudia apenas entrar encendió la pantalla y busco las noticias.
“… en estos momentos vemos como van llegando los primeros auxilios, para poder sacar a los involucrados en el accidente vial que acaba de suceder hace unos minutos cerca de las oficinas de COMPAQ de la ciudad, como se puede ver el Volvo S60, en donde hasta donde se sabe solo había una persona un joven que según nuestras fuentes se encuentra gravemente herido, por otro lado se puede ver el Sentra, tiene algunos daños en el frente, pero no hay rastros del conductor que se dio a la fuga, seguiremos informado de lo sucedido por…”
 
- Maldición es Edward, tuvo un accidente, ¡demonios! – Dijo Carlisle que de repente se le fue el color de la cara, se sentía mareado y falto de equilibrio por lo que Claudia le acercaba una silla para que se sentara, mientras pedía un vaso de agua para su jefe.
 
- Tranquilícese a lo mejor no era él, si quiere seguiré intentando comunicarme – Trataba Claudia de tranquilizarlo.
 
- Necesito hablar con Susana inmediatamente – Dijo Carlisle.
 
- Está bien señor en momento se la comunico – Respondió la secretaria mientras tomaba el teléfono y marcaba la extensión de la secretaria de Edward.
 
– Hola Susana el señor Carlisle quiere hablar contigo te lo comunico – Dijo Claudia extendiéndole el teléfono a Carlisle.
 
- Si gracias – Fue la contestación del otro lado de la línea.
 
- Susana, necesito que me des el nombre de la empresa en la que trabaja la novia de Edward – Pidió un poco más calmado Carlisle.
 
- No lo sé señor, pero si quiere deme un momento y checo en su directorio de seguro que ahí lo tiene – Dijo Susana.
 
- Está bien yo aquí espero no tardes – Después espero cerca de un minuto, tiempo que se le hizo eterno.
 
- Aquí está el nombre, son las oficinas centrales de operación y mantenimiento de COMPAQ, ¿quiere que trate de comunicarme con la señorita Isabella? – Pregunto Susana ignorante de los sucesos acontecidos.
 
- ¿Isabella? Si bueno trata de comunicarme con ella – Dijo dudoso Carlisle que no le había dicho que su nombre era Bella, ¡Isabella oh claro era un diminutivo! – Antes tengo otra pregunta ¿notaste raro a Edward este sábado que acaba de pasar?
 
- La verdad es que no, estuvo trabajando todo el día, como los últimos días, de hecho estuvo preparando su presentación del día de hoy, se me hace raro que aún no llegue ya es un poco tarde y está todo listo – Dijo Susana corroborando la información.
 
- Bueno haz lo que quedamos y espero la llamada – Dijo Carlisle.
 
- Claro señor en un momento lo comunico – Y se cortó la llamada.
 
- Claudia ve llamando a los ejecutivos de la junta de hoy y cancélala, de acuerdo y en cuanto llame 
Susana me la comunicas – Dijo Carlisle saliendo de la sala de proyecciones.
 
- Claro señor ya me pongo en eso.
 
Después de unos minutos Claudia le informaba de la llamada de Susana.
 
- ¿Qué paso Susana?
 
- Bueno la señorita Isabella salió de viaje y no me quisieron dar información de adonde se dirigía ni por cuanto tiempo, porque no supe decirle el motivo exacto de la llamada, son muy cuidadosos con las llamadas que reciben sus empleados – Explico Susana.
 
- Ok, muchas gracias Susana eso es todo, sigue con tu trabajo, necesito que le ayudes a Claudia a cancelar la junta.
 
- Claro que sí señor – fue lo último que dijo Susana.
 
Carlisle ya no entendía que demonios es lo que pasaba, solo le quedaba esperar la hora en la que le llamaran para informarle del accidente de su hijo, pero donde es que estaba Bella y que es lo que tenía que ver ella en el accidente.
 
Lo único que podía llegar a pensar es que estaba en tal mal estado su hijo que trato de quitarse la vida y por todo por esa chica a la que aún no conocía, pero Esme le dijo que cuando hablo con el día anterior le prometió que no haría ninguna locura, de esta manera se desesperaba buscando una explicación.
 
Cuando sonó su móvil y no reconoció el número contesto con el corazón latiéndole a mil por hora.
 
- Bueno – Dijo Carlisle sumamente nervioso.
 
- Buenos días, ¿disculpe el señor Carlisle Cullen? – Pregunto la voz de un joven del otro lado de la línea telefónica.
 
- Soy yo dígame que se le ofrece – Dijo Carlisle sintiendo como comenzaban a sudarle las manos.
 
- Le hablo del Bellevue Hospital Center, donde se encuentra el joven Edward Cullen, tuvo accidente automovilístico hace casi una hora, se encuentra grave y entre sus partencias encontramos su identificación en la que indica que en caso de accidente se le debe de comunicar a usted – Explico la persona del otro lado de la línea.
 
- Claro salgo para allá, es mi hijo muchas gracias por su atención – Dijo Carlisle al borde del colapso, pero tenía que ser fuerte aun le quedaba hablarle a Esme, se le partiría le corazón en cuanto le diera la noticia.
 
- Hola cielo a que se debe que me llames tan temprano si no tiene mucho que has salido de casa – Contesto amorosamente Esme.
 
- Cielo lo que tengo que decirte es muy grave, Edward está en el hospital tuvo un accidente automovilístico está en el Bellevue Hospital Center, quieres que pase por ti para ir…
 
- No Carlisle salgo para allá, ahora mismo le digo al chofer nos vemos allá, pobre de mi niño – Dijo entre sollozos Esme que en efecto se le partió el corazón.
 
Carlisle no dudo ni un poco tomo su chaqueta y portafolio y salió de la oficina indicando que no volvería en todo el día y tal vez tampoco en los siguientes días, pero que estaría en contacto.
Justo cuando salía se encontró con Rose que llegaba para revisar el trabajo del viernes para saber si tenía que volver a repetir algo.
 
- Hola tío ¿qué te pasa?, ¿estás bien? se te ha ido el color de la cara – Dijo de repente preocupada Rosalie al ver el estado de Carlisle.
 
- Lo que pasa es que me acaban de llamar para decirme que Edward está en el hospital – Dijo Carlisle tratando de controlar la ansiedad en su voz.
 
- No me digas que hizo una de sus idioteces, que no pensó en lo que le dolería a tía Esme – Dijo Rosalie un poco molesta.
 
- Por lo que me dijeron fue un accidente automovilístico y aun no sé quien tuvo la culpa, en las noticias dieron a entender que fue el otro auto que se estampo de lleno contra el Volvo de
Edward – Dijo Carlisle tratando de asimilar la mala suerte de su hijo.
 
- Pues vamos te acompaño, anda trata de tranquilizarte que si te ve así mi tía se va a poner peor de lo que me supongo que ya está – Dijo Rosalie tomando del brazo a Carlisle notando como estaba a punto de perder su aplomo.
 
- Tienes razón hija, todo va a salir bien – Dijo Carlisle regalándose una sonrisa que no llego a los ojos.
 
- Anda vamos yo conduzco, no creo que estés en condiciones de hacerlo – Dijo Rosalie comprendiendo que estaba en mejores condiciones que su tío.
 
- Muchas gracias cielo no sé qué haría sin ti en estos momentos – Dijo agradecido Carlisle.
 
Bajo la conducción de Rose llegaron en tiempo record al hospital, entrando preguntaron por Edward en la recepción donde les dijeron que estaba en el quirófano que podían esperar en la sala de espera donde al poco tiempo llego Esme hecha un paño de lágrimas.
 
Rose dejo solos a sus tíos para que se consolaran mutuamente con la excusa de que le hablaría a Jasper.
 
- Jazz, tienes que venir al Bellevue Hospital Center, Edward está en el quirófano sufrió un accidente en su Volvo – Le dijo Rose en cuando Jasper le contesto.
 
- Claro voy para allá no tardo – fue todo lo que dijo y colgó.
 
A la media hora llego Jasper preguntando por la salud de Edward, a lo que nadie sabía nada más de lo que ya sabían por boca de Carlisle según lo que vio en las noticias y lo que le informaron por teléfono.
 
Las horas pasaron convirtiéndose en las más largas de su existencia en especial de Esme y Carlisle que trataba de calmar por todos los medios a su mujer.
 
- ¿Doctor, como esta mi hijo?, ¿qué fue lo que paso? – Pregunto Carlisle al médico en cuanto lo vio.
 
- ¿Son los padres del joven Edward Cullen? – Pregunto el médico que se veía cansado.
 
- Así es doctor, soy su padre Carlisle y su madre Esme, díganos como esta nuestro hijo – Dijo Carlisle poniéndose de pie sosteniendo a su costado a su esposa.
 
- No puedo mentirles es un milagro que esté vivo, el auto impacto directamente contra él a una gran potencia y velocidad que debió de haberlo matado. Tiene rotas un par de costillas, la pierna izquierda, multitraumatismos en todo el cuerpo principalmente del lado izquierdo, pero lo más preocupante es el golpe que recibió en la cabeza, afortunadamente no da señales de haber hemorragia interna – Resumió a grandes rasgos el médico.
 
- ¿Pero se va a poner bien mi niño? – Chillo Esme desesperada – ¿Podemos pasar a verlo?
 
- No sabría decirle si se va a poner bien, todo depende de que despierte y el cómo lo haga, por el momento está en el área de recuperación postquirúrgica bajo cuidados especiales, me temo que por el momento aún no lo pueden ver, haremos todo lo posible para que su hijo mejore – Dijo el médico mirando más que nada a Esme con preocupación.
 
- Muchas gracias doctor – Dijo agradecido Carlisle de que su hijo aun estuviera vivo – Tengo una duda, ¿se sabe que fue exactamente lo que paso?
 
- Bueno según indica el reporte de los paramédicos que lo trajeron, Edward estaba cruzando la avenida a gran velocidad con el semáforo en verde, pero el conductor del otro vehículo al parecer también tenía tanta prisa que se pasó el alto, estampándose directamente con su hijo, el conductor del otro vehículo al parecer salió ileso ya que no hay rastros de él, pero eso es algo que tiene que ver con la policía que no tardara en buscarlos – Explico el médico.
 
- Muchas gracias doctor – Dijo Carlisle aliviado de saber que no había sido un intento de suicidio por parte de su hijo.
 
- Si todo sale bien él se podrá recuperar, aun es joven y es un chico en buenas condiciones, se veía que se cuidaba y eso le va ayudar, lo preocupante se lo vuelvo a repetir es el golpe en la cabeza que no sabemos qué daños haya provocado, si me disculpan me tengo que retirar, pero estaré al pendiente 
– Fue lo último que dijo el doctor antes de marcharse.
 
Después de que le doctor se fue Esme se desmorono al saber del estado tan grave en el que estaba su único hijo el cual se convirtiera en su vida después de su nacimiento y que le informaran que no podría volver a tener familia.
 
- Carlisle mi niño está sufriendo, dime que hizo para merecer tal castigo – Dijo Esme negándose a creer lo que le había pasado a Edward.
 
- Tranquila mi amor, recuerda que Edward es fuerte y va a salir adelante lo ha hecho otras veces – Le dijo Carlisle posando ligeramente sus labios en los de su esposa tratando de tranquilizarla y de paso tranquilizarse el también.
 
- Pero… - Los interrumpió un joven paramédico cuando Esme iba a replicar.
 
- Disculpen ¿son los familiares de Edward Cullen? – Pregunto el joven a las dos parejas.
 
- Así es somos los padres, ¿le paso algo?, ¿empeoro su condición? – Pregunto Carlisle mientras sujetaba firmemente a Esme temiendo que se desvaneciera en cualquier momento.
 
- Hasta donde se su situación es la misma de hace un rato, lo que pasa es que tengo sus pertenencias les pido una disculpa por mi atrevimiento, porque se deben de quedar a resguardo del hospital pero ha estado recibiendo llamadas de la misma persona muy insistentemente me supongo que puede ser su novia – Dijo el joven mientras le entregaba a Carlisle una bolsa con las cosas de Edward, su billetera, su móvil, las llaves del auto y las de su departamento, además de algunas joyas que cargaba como su anillo de graduación de Harvard y una sencilla cadena regalo de sus padres y que nunca se quitaba.
 
- Muchas gracias, eres muy amable – Contesto Carlisle mientras los gemelos se acercaron curiosos, ¿Bella le estaba llamando?
 
- De nada, yo me retiro con su permiso – Fue lo último que dijo el joven antes de marcharse.
 
- No entiendo que Bella le esté llamando es muy raro – Dijo Jasper extrañado – Hasta donde sabia hoy se iba de viaje.
 
- ¿Es que acaso tu sabias que se iba de la ciudad? – Pregunto entre curioso y sorprendido Carlisle y por la expresión de Rose ella tampoco sabía nada y Esme ya estaba hecha un lio.
 
- Entonces hay que esperar que vuelva a marcar – Dijo Esme – Pero, ¿porque sabias que esta chica salía de viaje? – Le pregunto Esme a Jasper.
 
- Bueno ella misma nos lo dijo hace casi una semana, se le veía muy mal y por eso la apoyamos para que se fuera – Explico Jasper perdiendo un poco de la calma que tanto lo caracterizaba.
 
- ¿Apoyamos? – Ahora el confundido era Carlisle.
 
- Si Alice, Emmett y yo, ¿tú no lo sabías Rose? – Pregunto Jasper sintiéndose en medio de un interrogatorio.
 
- No yo no lo sabía Emmett nunca me comento nada al respecto es cierto que ayer estuvo un poco decaído y cuando le pregunte al respecto solo me dijo que era por su Bellita – Dijo Rose sin inmutarse.
 
- ¿Bellita? – Pregunto Esme que clase de mujer era es tal Bella.
 
- Bella es como otra hermana pequeña para Emmett y no le gusta verla triste la quiere mucho como a Alice – Dijo Jasper leyendo la expresión de Esme.
 
- Están… - Decía Esme cuando el móvil de Edward sonó.
Carlisle trato de ver el numero pero la pantalla estaba un poco dañada solo se alcanzaba a ver una A, una I ¿o una B? sin más Carlisle contesto bajo la atenta mirada de todos.
 
- ¡Que milagro que me contestas! ¿Dime que paso?, ¿estas con ella?, ¿la convenciste?, ¿porque no cogiste el móvil desde antes?, ¿se van a tardar en regresar? Anda porque no contestas Edward, dime algo maldita sea – se oía la voz de una mujer del otro lado de la línea un poco angustiada.
 
- ¿Perdón quien habla? - pregunto Carlisle.
 
- ¿Ha? Es el número de Edward Cullen, ¿cierto? – Pregunto la voz femenina.
 
- Soy su padre ¿quién habla? – Volvió a preguntar Carlisle.
 
- ¿Carlisle?, porque tienes el móvil de Edward, ¿dónde están? ¿Bella está ahí? – Pregunto de nuevo la voz – Disculpa soy Alice, que fue lo que paso – Dijo al darse cuenta de que no sabía quién era.
 
- ¿Alice? – Dijo sumamente sorprendido Carlisle dejando a todos asombrados ¿porque Alice le marcaba tan insistentemente a Edward?
 
- Si, este… porque tienes el móvil de Edward, ¿dónde está? – Volvió a preguntar Alice.
 
- Cielo estamos en el Bellevue Hospital Center Edward tuvo un accidente – Dijo en un murmullo Carlisle.
 
- ¿Un accidente? ¿Y donde esta Bella?, ¿ella está bien? – Pregunto alarmada Alice tomando las llaves de su departamento y de su auto.
 
- Edward estaba solo, hasta donde sabemos Bella se fue de viaje – Dijo Carlisle confundido.
 
- No la alcanzo – Susurro Alice – Voy para allá.
 
- Aquí nos vemos cielo – Después Alice colgó y se encamino al hospital.
 
- Dijiste que era Alice, ¿qué te dijo? – Pregunto Jasper muy preocupado.
 
- No me dijo nada, solo pregunto por Edward y por Bella, algo me dice que ella sabe por qué Edward estaba en el lugar donde se produjo el accidente – Dijo Carlisle impaciente por la llegada de Alice que llego un poco alterada seguida de cerca por Emmett.
 
- ¿Cómo esta Edward?, ¿se va a poner bien?, ¿qué fue lo que le paso? – Pregunto atropelladamente Alice, una vez que estuvo frente a los Cullen.
 
Rose y Jasper se pusieron de pie mientras ente último inmediatamente abrazo el pequeño cuerpo de su amada que temblaba imperceptiblemente.
 
- Tranquila cielo, estas temblando, lamentablemente su estado no es muy bueno que digamos, el médico dice que está vivo de puro milagro pero… - En ese momento Jasper se quedó callado al ver como Alice sufría de fuertes espasmos producidos por el llanto que trataba de contener dejando a todos los presentes más sorprendidos de lo que ya estaban al verla llegar muy ansiosa.
 
Todos menos Emmett que sabía que es lo que pasaba, se acercó a ella y la tomo en brazos como una niña pequeña dejando a Jasper con una sensación de impotencia
 
- Calma enana no fue tu intensión, sabes que tú no tienes la culpa – Decía Emmett dulcemente dejando a los presentes con mil dudas.
 
- No es cierto yo tuve la culpa, yo lo levante, lo mande, yo tuve la culpa – Decía Alice llorando amargamente.
 
- ¿Qué te pasa cielo? – Pregunto Carlisle al ver a Alice así de indefensa.
 
- Yo tuve la culpa de lo que le paso a Edward, fue mi culpa pero te lo juro que nunca fue esa mi intensión yo solo quería ayudar, lo siento mucho, lo siento – Repetía una y otra vez lo mismo Alice.
 
- ¿Pe… pero de que estás hablando?, Edward choco tu no hiciste nada – Decía Carlisle sin entender a qué se refería.
 
- Ali, Carlisle tiene razón tu no sabías lo que iba a pasar, tranquila por favor – Suplicaba Emmett le dolía mucho ver a su hermana en esas condiciones, le prometió a sus padres que la cuidaría.
 
- Pe… pe…ro Emmett yo mande a Edward a buscar a Bella, yo… yo – Se soltó a llorar de nuevo.
 
- ¿Que hizo qué? – Pregunto Jasper muy angustiado.
 
- Lo que pasa es que en la mañana la enana se despertó decidida a que Edward regresaría con Bella ese día antes de que ella se fuera de viaje, le dijo que se iría y fuera por ella, que si era necesario la secuestrara que hiciera lo que fuera por retenerla y que lo escuchara, Bella está muy mal emocionalmente hablando y por eso se fue, aprovechando la oportunidad que le dieron en su trabajo, el detalle es que nunca nos quiso decir a donde se iba, por lo que Edward tenía que alcanzarla en su oficina, pero se le hacía tarde, me supongo que salió disparado en su búsqueda y por eso choco y ahora Alice dice que fue su culpa por haberlo mandado a buscarla – Dijo Emmett que aún tenía fuertemente abrazada a su hermana.
 
- Alice cariño tu no tuviste la culpa, como Emmett lo acaba de decir solo fue un accidente – Trato de calmarla Carlisle.
 
- Un accidente que se pudo haber evitado si yo no lo hubiera ido a despertar, si hubiera dejado que Bella se fuera así sin más respetando el dolor de los dos, Bella se va a morir de dolor en cuanto se entere de lo que le paso a Edward – Decía Alice sin calmarse ni un poco, por el contrario comenzaba a verse presa del pánico nuevamente.
 
- Ali, trata de calmarte, siempre me ha gustado tu hiperactividad, pero si sigues de esta manera tendré que pedirle a una enfermera que te de un tranquilizante – Dijo dulcemente Emmett tratando de que se calamara para que no regresara a ese estado en el que se vio perdida tiempo atrás cuando tuvo que ser internada en un centro psiquiátrico después de la muerte de sus padres.
 
- Pero Em no puedo evitar el sentimiento de culpa que comienza a alojarse en mi – Dijo una Alice derrotada, si había algo en la vida que despreciara más esos eran los calmantes que le recordaban una etapa de su vida que quería olvidar.
 
- No podemos ponernos a buscar un culpable porque no hay – Dijo Carlisle poniendo una mano sobre hombro.
 
- Bueno la verdad es que si lo hay y no eres tu cielo, si no el conductor que se dio a la fuga después del accidente – Dijo Esme con amor maternal en la voz.
 
- Eso es algo de lo que hablaremos después – Volvió a decir Carlisle.
 
- ¿Qué fue exactamente lo que paso? – Pregunto Alice que ya no entendía nada.
 
- Lo que paso cielo es que al parecer cuando Edward iba a cruzar el ultimo semáforo que lo separaba del lugar en el que trabaja Bella y un conductor imprudente se fue a estrellar directamente con el Volvo, dando de lleno en el cuerpo de Edward, se llegó a esa conclusión por el tipo de impacto además de que esta el hecho de que el conductor se diera a la fuga, pero no sabemos nada acerca de la averiguaciones por parte de la policía – Dijo Carlisle.
 
- Yo… yo pensé que Edward había cometido una imprudencia por su loco manejo inducido por mí – Dijo Alice ya más clamada.
 
- No cariño, como ya te dijimos fue un accidente nada mas – Dijo Esme.
 
- Bueno pero entonces tenemos que avisarle a Bella, ella tiene que estar aquí con Edward – Dijo Alice sacando su móvil.
 
- Alice creo que aún no es una buena idea, primero hay que esperar a ver cómo sigue Edward no podemos soltarle una noticia así a esa pobre muchacha – Dijo Carlisle que por alguna razón no quería que Bella viera a su hijo, ya se había hecho un gran drama y todo por un mal entendido.
 
- Pero… - Decía Alice.
 
 - Mi tío tiene razón Alice no podemos soltarle una notica así a Bella y más cuando no sabemos dónde está ni como vaya a reaccionar, hay que darle un poco de tiempo – Dijo Jasper.
 
- Está bien – Dijo Alice guardando su móvil corriendo a los brazos de Jasper.
 
Unas horas después llegaron unos oficiales que querían hablar con Carlisle, para hablar sobre la investigación en el accidente de su hijo y los videos de transito donde se mostraba el incidente.
 
Le informaron en que iba la búsqueda del culpable, Carlisle les agradeció que buscaran al responsable, pero a pesar de eso su angustia no disminuía por no saber nada sobre la salud de su hijo.
 
Eran poco más de la seis de la tarde y seguían sin noticias de Edward hasta que su médico los fue a ver.
 
- Buenas tardes, traigo los informes de salud Edward Cullen – Dijo el médico.
 
- Como esta mi niño doctor, ¿ya lo podemos ver? – pregunto angustiada Esme.
 
- Si ya lo pueden pasar a ver, está más estable, aunque solo puede pasar uno, aún tenemos el problema de que no ha despertado y el efecto de la anestesia ya paso, lo que hace que nos preocupemos, se le han mandado a hacer algunos laboratorios, para descartar efectos del sedante y enfocarnos en el golpe de su cabeza – Explico el medico revisando el expediente.
 
- Bueno pero pueden hacerle estudios no, para ver si pasa algo en su cabeza – Dijo Carlisle.
 
- Lamentablemente necesitamos esperar a que baje la inflamación craneal para poder ver algo en concreto y estar más seguros de lo que vemos – Dijo el doctor.
 
- ¿Entonces no se puede hacer nada? – Pregunto Carlisle.
 
- Por el momento no, debemos de esperar a que despierte y a que baje la inflamación, está en la habitación 320.
 
- Muchas gracias doctor – Dijo Carlisle.
 
- Hacemos lo que podemos solo recuerden que puede pasar uno a la vez y no más de cinco minutos para evitar que se altere – Dijo el doctor saliendo de la sala de espera donde estaban los Cullen.
 
- Amor quiero pasar a ver primero a mi niño – Dijo Esme.
 
- Claro que si cielo no te preocupes, anda ve a verlo, pero recuerda que no nos podemos tardar mucho – Dijo Carlisle dándole un beso a su esposa en el tope de su cabeza.
 
Después de eso Esme se dirigió a la habitación 320, en cuanto abrió la puerta su alma cayo a sus pies, la imagen que tenía frente a ella era demasiado fuerte.
 
Se podía ver a un Edward adornado con hematomas por toda la piel, una venda enredada en la cabeza de la que se podía ver una mancha rojiza indicativo de que aún no dejaba de sangrar del todo, una de sus piernas totalmente enyesada manteniéndola en alto, además de unos cuantos tubos conectados a su cuerpo tanto en su boca como en su brazo y al acercarse más a la cama noto que tenía inmovilizado su torso debido a las costillas rotas.
 
- Mi cielo que fue lo que te paso, tu no tenías por qué estar así – dijo entre llantos Esme.
Le dolía tanto el corazón de ver en ese estado a su único hijo.
 
- Y todo por culpa de esa chica que no vale la pena, pero tú tienes que salir adelante mi vida, tienes que olvidarla, esa tal Bella no te merece – Dijo Esme buscando una salida a su dolor.
En ese momento Edward se movió al escuchar el nombre de su ángel en la lejanía.
 
-Pero yo me encargare de que no te moleste más, ni siquiera sabe que estas aquí y eso es lo mejor – Termino de decir Esme.
 
Edward no podía creer lo que estaba oyendo, su felicidad era Bella y sin ella a no tenía ningún motivo para luchar.
 
- ¡¿Edward que tienes!?, hijo cálmate ya paso todo, ¡DOCTOR, ALGUIEN AYUDA! – Comenzó a gritar Esme al ver como uno de los equipos conectado a su hijo comenzaba a sonar de manera alarmante y su respiración se volvía errática, en ese momento entro una enfermera seguida del médico que atendía a Edward.
 
- Acompáñeme señora usted no puede estar aquí – Dijo la enfermera mientras remolcaba a Esme fuera de la habitación.
 
- ¡No! Quiero estar con mi hijo – Pedía desesperadamente Esme.
 
- Si quiere ayudarlo tiene que calmarse y esperarnos a fuera aquí no hay nada que pueda hacer – Contesto la enfermera.
 
- ¿Entonces me puedo quedar aquí? – Pregunto Esme plantándose afuera del cuarto de su hijo.
 
- Está bien, pero que le parece si se acerca la silla que está ahí y la pone de este lado de la puerta y se sienta para evitar algún otro incidente – Dijo la enfermera señalando una silla que estaba en el pasillo.
 
- Gracias señorita – Dijo Esme y se fue a sentar.
 
Ya habían pasado más de 15 minutos y Esme no regresaba y Carlisle estaba de los nervios necesitaba saber que estaban bien y se preocupó más al ver a su esposa sostenida por el médico que trataba de consolarla mientras ella lloraba.
 
- ¿Esme que paso es que acaso Edward…? - Dejo la frase incompleta.
 
- No señor Cullen su hijo está vivo muy grave si, pero vivo, lo que pasa es que tuvo una crisis que ya logramos controlar – Decía el médico mientras Esme se refugiaba en los brazos de su esposo y los chicos se acercaban para saber acerca de las nuevas noticias – Hemos logrado estabilizarlo lo mantendremos en observación, pero me temo informarle que Edward entro en estado de coma.
 
- ¿Pero se va a despertar pronto verdad? – Pregunto Alice muy angustiada.
 
- La verdad señorita es que no se sabe a cien si acierta cuando puede despertar y no podemos hacerle ningún estudio para descartar algún problema en su cabeza por la inflamación, pero la ventaja que le podemos encontrar es que de esa manera se puede recuperar más rápido – Dijo el doctor – Yo les recomiendo que se vayan a descansar si algo ocurre se los hare saber inmediatamente.
 
- Pero y si despierta mi hijo, no yo quiero estar aquí – Dijo Esme decidida a quedarse ahí todo el tiempo que fuera necesario.
 
- Señora con todo respeto usted se ve muy cansada nada le puede asegurar que su hijo despierte hoy mismo es muy poco probable puede estar en este estado días, meses e inclusive años – Dijo el doctor.
 
- Amor tiene razón, lo mejor será que nos vayamos a descansar Edward nos necesita fuertes para apoyarse en nosotros – Dijo Carlisle mirando fijamente a su esposa.
 
- Su esposo tiene toda la razón, además le vuelvo a repetir que si algo llega a suceder inmediatamente le hablaremos – Dijo el doctor y después se retiró.
 
- Vamos a tratar descansar chicos, tampoco se han separado de nosotros en ningún minuto les agradezco mucho, que les parece si vamos a comer algo y después nos vamos a casa – Dijo Carlisle y todos aceptaron.
 
Se fueron a un lugar discreto y ordenaron lo primero que vieron en el menú ya que ninguno tenía apetito y Alice estaba más que convencida de que tenía que avisarle a Bella y lo haría aunque lo tuviera que hacer a escondidas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)