Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

viernes, 24 de junio de 2011

Solos tú & yo * Capítulo 8

MediaAdaptación




CAPITULO 8

Como vamos a pasar la noche juntos, Edward no me sigue hasta mi casa después de la escuela. En cambio, nos damos un breve beso en el aparcamiento antes de subir a mi coche y dirigirme al centro comercial.

Quiero comprar algo especial para esta noche… algo bonito para la obra de Alice y mi gran cita…

Pero luego de mirar mi reloj y ver que no tengo tanto tiempo como pensé, me pregunto si no debería de haberle seguido la corriente a Edward cuando dijo de quedar ese día.

Me apresuro por el aparcamiento preguntándome si debería tratar de encontrar a Rosalie. No hemos pasado mucho tiempo juntas desde que las cosas se pusieron raras por Tanya, y luego cuando conoció a Royce, bueno, aun cuando él no asiste a nuestra escuela, ellos han estado prácticamente pegados el uno al otro desde entonces. Y hasta ahora, no me ha importado verla menos ya que parece tan feliz. Como si finalmente hubiese encontrado alguien a quien no solo le gusta ella sino que es bueno con ella. Pero últimamente, he comenzado a extrañarla, y estoy pensando que un rato juntas me podría hacer algún bien.

La vi a ella con Emmett apoyados en su deportivo rojo, miro como Rosalie toma su brazo y ríe a algo que él dice. Sin ninguna duda, Royce pronto va a ser reemplazado. Y aun cuando estoy determinada a frenarlo antes de que sea

demasiado tarde, estoy justo por frenar al lado de ellos, cuando Emmett mira por sobre su hombro, su mirada en mi tan insistente, tan intima, tan llena de intención… piso el pedal y sigo de largo.

Porque aun cuando todos mis amigos piensan que es muy cool, a pesar de que Edward no parece estar alarmado… a mi no me agrada.

Aunque mis sentimientos están basados en nada más que una molestia en mí estomago cada vez que él esta cerca… el tema es que: ese chico nuevo de verdad que me da escalofríos.

Como hace calor, me dirijo al centro comercial de Scrach Coast Plaza, en vez del mundano Fashion Island, aun cuando las personas locales habrían hecho lo contrario.

Pero yo no soy local, yo soy de Oregon. Lo que quiere decir que estoy acostumbrada a que la época anterior a la primavera sea mas…bueno, parecida a la primavera. Ya sabes, lluvias, mucho barro.

Como una verdadera primavera. No este caluroso, raro y poco natural verano que trata de hacerse pasar por primavera. Y por lo que he escuchado, solo se va a poner peor. Lo que hace que extrañe mi hogar aun más.

Normalmente, trato de evitar lugares como este… un lugar tan atestado de personas y ruidos y esta energía acumulada que siempre me sobrepasa y me pone al borde. Y sin Edward a mi lado, actuando como mi escudo psíquico, estoy de nuevo con mi Ipod en las orejas.

Aunque me rehúso a usar mi capucha y gafas oscuras como solía hacerlo, no quiero parecer un bicho raro. En cambio, trato de mirar solo lo que tengo justo en frente, y bloquear mi visión periférica como me enseñó Edward.

Me pongo los auriculares y subo el volumen, dejando que el ruido barra todo lo demás.

Cuando me dirijo hacia Victoria’s Secret, hacia los camisones, estoy tan enfocada e inmersa en mi misión, que no veo a Jessica y Laurent justo a mi lado.

-Oh, Mi Dios!- Jessica canta, acercándose con tanto propósito que uno creería que tengo escrito: GUCCI, MITAD DE PRECIO. -No puedes hablar en serio- Mira al salto de cama en mi mano, su perfecta manicurada de uñas señalando el encaje que tiene tanto en la parte de arriba como abajo, encontrándose en el medio donde tiene algunos detalles de cristal incrustado.

Y aun cuando solo estaba curiosa, y ni siquiera pensaba comprarlo, viendo su cara y escuchando la burla en su mente me hace sentir totalmente estúpida.

Lo pongo de nuevo en su lugar y juego nerviosa con mi auricular, como si nunca hubiese escuchado nada mientras me dirijo a la parte de algodón que son más mi estilo.

Pero justo cuando estoy viendo un par de conjuntos rosas y naranjas con rayas, me doy cuenta de que eso no es lo que mas le gustaría a Edward, él probablemente preferiría algo un poquito más picante. Algo con menos algodón y un poco más de encaje. Algo que pueda ser llamado sexy. Y sin siquiera mirar, se que tanto Jessica como su perro faldero me siguieron.

-Aw, mira Laurent. La rara no puede decidir entre sexy y dulce.- Jessica menea la cabeza y me sonríe. -Créeme, ante la duda, siempre ve por lo atrevido. Es casi una cosa segura. Además, por lo que recuerdo de Edward, no esta muy en lo dulce.

Me quedo helada. Pero solo por un momento antes de que me obligue a mi misma a seguir buscando, sin dejar que ella piense, siquiera por un segundo, que sus palabras tuvieron algún efecto en mí.

Además, ya estaba enterada de lo que había pasado entre ellos, y estoy feliz de poder decir que no fue ni atrevido ni dulce. Porque a decir verdad no paso absolutamente nada. Edward solo actuaba interesado en ella para poder llegar a mí. Y aun así, solo el pensar en el actuando como que le gustaba ella me pone incomoda.

-Venga, vamos, no puede oírte- Dice Laurent, tomándola del brazo y mirando de la una a la otra, luego mirando su celular para ver si Mike había contestado su mensaje.

Pero Jessica permanece en su lugar, disfrutando tanto del momento que no se quiere dar por vencida tan rápido.

-Oh, me puede escuchar bien- Dice una sonrisa jugando al borde de sus labios -No

dejes que el Ipod y los auriculares te engañen. Ella puede escuchar todo lo que decimos y lo que pensamos. Porque Bella no solo es rara, es una bruja.

Me doy vuelta y me dirijo al otro lado de la tienda, recorriendo filas de corpiños y corsés, diciéndome: ignórala, ignórala, solo concéntrate en las compras y se va a alejar.

Pero Jessica no se va a ningún lado, en cambio, me agarra del brazo y me empuja hacia ella, diciendo:

-Vamos, no seas tímida. Muéstrale. Muéstrale a Laurent lo rara que eres!

Sus ojos miran a los míos, enviando una corriente de energía oscura que pasa justo por mí mientras ella aprieta mi brazo tan fuerte que su dedo pulgar e índice casi se juntan. Y yo se que lo que ella esta intentado hacer, incitándome, sabiendo exactamente de lo que soy capaz después de la vez que perdí el control en los pasillos del colegio. Solo que aquella vez ella no lo hizo a propósito… ella no tenia idea de lo que podía hacer.

Laurent se empieza a sentir incómoda, parada justo al lado de ella lloriqueando. -

-Vamos Jessica. Vayámonos de aquí. Esto es aburrido.

Pero Jessica la ignora y me toma aun mas fuerte del brazo, sus uñas clavándose en él mientras murmura: Vamos, díselo. Dile lo que eres!”

Cierro mis ojos, mi estomago revolviéndose mientras mi cabeza se llena de imágenes similares a las que había visto antes. Jessica peleando por la pirámide de popularidad, maltratando más de lo necesario a todas aquellas por debajo de ella. Incluyendo a Laurent, especialmente a Laurent, que tiene tanto miedo de no ser popular que no hace nada para defenderse….

Podría decirle la horrible amiga que Jessica realmente era, exponerla por la espantosa persona que se que es… Podría hacer que Jessica me suelte y hacerla volar por la vidriera hasta fuera del negocio…

Solo que no puedo. La ultima vez que me deje llevar en la escuela, cuando le dije a Jessica todas las cosas horribles que se sobre ella, fue un error colosal… uno que no puedo cometer de nuevo. Hay tanto más que esconder ahora, secretos aun más grandes… secretos que no me pertenecen solo a mí sino que también a Edward.

Jessica se ríe mientras yo intento mantenerme calmada y sin actuar. Recordándome a mi misma que, aunque parecer débil esta bien, darme por vencida ante la debilidad no lo esta. Es absolutamente imperativo aparentar ser normal, sin saber lo que esta pasando, y dándole la ilusión que ella es mas

fuerte que yo.

Laurent mira su reloj, rodando los ojos, queriendo irse. Y justo cuando estoy por tirar para alejarme, e inclusive empujar…sin querer… a Jessica mientras lo hago, veo algo horrible, tan repulsivo que choco contra la lencería que cae al suelo mientras intento soltarme.

Corpiños, bombachas, corsés… todo cae al suelo en un amontonado revoltijo.

Conmigo como cereza de postre arriba.

-Oh mi Dios!- Jessica ríe, agarrando a Laurent mientras ambas se desdoblan de la risa.

-Eres una persona verdaderamente torpe!- Dice, agarrando su celular para capturar el momento con un video, haciendo zoom mientras yo intento quedar libre de una bata roja que quedo enrollada en mi cuello.

-Mejor te das prisa y limpias esto!- Ella me mira de soslayo, ajustando el ángulo mientras yo intento ponerme de pie. -Ya sabes lo que dicen, si lo rompes lo pagas!

Me logro poner de pie, viendo mientras Jessica y Laurent se alejan en el momento justo en el que un vendedor se acerca. Jessica dando una pausa lo suficientemente larga como para mirarme por encima de su hombro y decir:

-Te estoy vigilando Bella. Créeme, no he terminado contigo.- Antes de alejarse corriendo.

-------------------------------------

Comentarios????

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)