Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

jueves, 15 de mayo de 2014

El chico del departamento 512 * Capítulo 5


Disclaimer: Los personajes de Twilight son propiedad de Stephanie Meyer, yo solo los ocupo para jugar un poco con ellos en mi mente loca, esperando que les guste.

Sumary: Fue en una tarde lluviosa en que con la llegada de ella se conocieron, no solo llegando a un nuevo departamento sino también a la vida de alguien más y a partir de ese momento sus vidas se entrelazaron sin pensarlo. Iluminando sus vidas al dar una vuelta de 180°; hasta donde los llevara esta relación que comenzaron sin saber exactamente el cómo comenzó.




EL CHICO DEL DEPARTAMENTO 512 * CAPÍTULO 5
by: AnaLau


Cap. 5 Malos Entendidos.

Ya habían pasado poco más de dos meses desde que Bella se había mudado al departamento 515, durante este tiempo se había hecho buena amiga de Alice que pasaban algunas tardes charlando o simplemente saliendo a dar una vuelta, de vez en cuando comían juntas, ya sea solas o en compañía de Emmett con quien se la pasaba muy bien ya que era como un niño en grande así es que las risas nunca se hacían esperar. 

Rápidamente se convirtieron en grandes amigos y a veces lo veía como a un hermano al cual cuidar y quien cuidaba de ella, se llevaba bien con Ángela la vecina del departamento 511, pero con Jessica no se llevaba muy bien y no sabía precisamente por qué hasta que una tarde en que ella iba llegando del trabajo la esperaba en el pasillo Mike a quien ya se le había hecho costumbre encontrárselo en el pasillo y 
platicaban un rato de cómo les había ido y en cuanto el preguntaba de que si quería salir con el ella inmediatamente buscaba una excusa. 

Hasta que un día se quedó sin una y tuvo que aceptar, justo en ese momento iba pasando Jessica que de inmediato la volteo a ver con odio en la mirada y que Bella entendió por qué no le caía bien a Jessica, la razón es que ella quería a Mike, pero lo dejo pasar. 

Mientras que su amistad con Edward iba viento en popa y se veían cada que chocaban en el edificio y cada fin de semana que no estaba en compañía de Alice que normalmente era los días domingos ya que ella se los dedicaba a Jasper, así que Edward y Bella salían a pasear al parque, a comer, al cine hacían una que otra actividad fuera o simplemente se pasaban la tarde platicando en algún café o en el departamento de alguno de los dos. 

Un día que Bella salía de trabajar decidió que pasaría a visitar a Edward de improvisto ya que por fin había aceptado consigo misma que estaba total y completamente enamorada de Edward, pero lo con lo que ella no contaba es que precisamente ese día él no se encontraba solo en su departamento. 

Los gemelos Hale se encontraban con él debido que tenían un pequeño problema en el lugar en el que ellos vivían por lo que se vieron en la necesidad de pedir posada con Edward solo por una noche, así que Edward acepto ya que contaba con una habitación para huéspedes en donde se había instalado Rosalie, mientras que Jasper y Edward se disputarían la recamara principal como los adultos que eran… lo harían 
mediante un volado y el que perdiera dormiría en una saco de dormir que tenía en caso de acampadas. 

Como decidieron que lo decidirían antes de irse a dormir, Jasper aprovecho para ir a visitar a su amada la pequeña Alice, mientras que Edward preparaba algo para cenar, Rosalie tomaba una ducha para irse a dormir después de cenar ya que tuvo un día largo y cansado. 

Cuando Edward cocinaba se enfrascaba mucho para evitar que se le quemaran las cosas o simplemente para evitar que él se quemara ya que le tenía un poco de miedo a la cocina con tantas armas con las que lastimarse… así es que no escucho en el momento en el que tocaron el timbre y Rosalie al ver que no habría se acercó a la puerta pensando que era Jasper el que llegaba a cenar por lo que no le importo que fuera en bata de baño, ella simplemente se adelantó a abrir mientras que le decía a Edward que abriría cosa que saco a Edward de concentración y se acercó a la puerta de la cocina. 

-¡Edward! –. Dijo muy emocionada Bella–. Solo pasaba para ver si… -. Se quedó callada al ver que quien le abría la puerta era una chica rubia despampanante y que encima de todo estaba en bata de baño y con el pelo mojado. 

-Quien es Rose-. Pregunto desde dentro la voz de Edward que saco del trance a Bella. -Creo que te buscan Ed, Bella ¿Cierto?–. Preguntaba a Bella a la vez que le decía a Edward quien lo buscaba–. Sí, es Bella.

-Lo siento–. Dijo Bella de manera atropellada ya que no recordaba que él tenía una relación con Rose – No sabía que estaban ocupados, no se preocupen los veo después –Salió prácticamente corriendo para llegar a la seguridad de su departamento, sin detenerse cuando Rosalie le hablo para detenerla. 

-Bella–. Dijo un tanto emocionado Edward mientras corría hacia la puerta – ¿Donde esta Bella? Rose–. Pregunto un tanto confundido al no verla. 

-Se fue un poco deprisa–. Dijo Rose–. Dijo que no quería molestarnos–. Dijo con una pequeña sonrisa de burla en el rostro–. Creo que piensa que tú y yo…– dejo la frase a la mitad de manera sugerente mientras levantaba las cejas–. Creo que no le has dicho que somos primos o me equivoco. 

-¿Cómo? Porque la dejaste ir–. Le dijo un tanto frustrado Edward que de inmediato salió del departamento 
encaminándose al de ella. 

Toco el timbre de manera insistente, pero nadie le abría, ya que Bella se encontraba llorando en su recamara pensando en que era una tonta por pensar que él se podría fijar en alguien como ella teniendo a alguien como Rosalie a su lado. 

Poco después oyó el timbre de su puerta por lo que se apresuró a salir a abrir, de paso se golpeó contra uno de los muebles por lo que pasaba, mientras que el timbre sonaba más insistentemente ya que él había escuchado el ruido que provenía del interior del departamento el cual sonó como un golpe por lo que el toco de manera más insistente. 

En cuanto se abrió la puerta Edward literalmente se abalanzo contra ella dándole un abrazo, no sabía por qué pero necesitaba explicarle como estaban las cosas así es que no lo pensó mucho. 

-Hola–. Solo eso se le ocurrió a Edward ¿qué más podía decir?–. Este… me dijo mi prima Rose–. Enfatizando la palabra prima–. Que me estabas buscando, pero cuando salí no te encontrabas ahí, ¿para qué me necesitabas? – Pregunto desesperado por oír la voz de Bella, que se sentía como la más grande de las tontas, pero cuando se lo iba a imaginar. 

-Este… ¿tú prima?–. Pregunto aun un poco confundida, quien le aseguraba que no era una mentira, pero después pensó que él no tendría por qué esconderle si salía con Rose o ¿no? 

–. No, nada importante solo se me ocurrió pasar a ver como estabas, disculpa si interrumpí no quería molestarte–. Repitió lo que le había dicho a Rosalie, pero en esta ocasión lo dijo de manera más aliviada. 

-Aaaa–. Fue la brillante repuesta de Edward que hasta ese entonces no se dio cuenta de que lo que estaba haciendo no tenía sentido, al menos no para él–. Bueno pues estoy bien gracias y tú como estas–. Pregunto no muy seguro de cómo continuar o terminar esta charla, ya que se sentía un poco tonto por sus actos. 

-También estoy bien gracias–. Dijo un poco incomoda así es que le dijo–. Lo siento tengo que entrar deje la estufa prendida, pero si gustas puedes pasar, aunque creo que tienes que atender a tu visita. 

-¡Estufa! De hecho yo también deje la mía prendida y tienes razón tengo que atender a mis primos ya que los gemelos se quedaran a dormir esta noche conmigo, nos vemos después que te parece. 

-Está bien nos vemos que tengas una buena noche–. Decía mientras él se despedía como de costumbre con un pequeño beso en la mejilla y como siempre ocurría lo mismo con la corriente que les atravesaba el cuerpo. 

Una vez que se despidió de ella se dirigió a su departamento en el cual lo esperaba Rosalie con una sonrisa divertida en el rostro. 

-De verdad que están tan enamorados–. Dijo de manera divertida Rose–. Espero que hayan hecho las paces, digo como regresaste muy rápido. 

-No sé de qué estás hablando Rose–. Dijo un tanto molesto por sus comentarios–. No digas tonterías como crees que estoy enamorado de ella, ella no es mi tipo para empezar, sabes cómo me gustan–. Dijo a manera de excusa, la verdad es que ella era bonita a su manera, pensaba Edward. 

-Pues esa ni tú te la crees, pero en fin haya tú–. Dijo aun divertida–. Pero una cosa es segura, ella muere por ti. La hubieras visto como se puso al verme en la puerta, venía muy feliz y en cuanto me vio su expresión cambio totalmente, se veía como triste, como decepcionada–. Comentaba en voz alta, pero Edward no pudo evitar sentirse mal y bien a la vez, mal porque no le gustaba verla triste y bien porque tal vez 
ella si lo quería. 

-Bueno basta de hablar del tema, ahora vayamos a cenar antes de que se enfrié–. Dijo de una manera tajante dando por finalizada la conversación.





1 comentario:

  1. Esto se empieza a calentar!! me gusta, me gusta!! Se lanzará edward pronto??? Quiero leer ya el próximo capítulo!!!

    ResponderEliminar

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)