Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

domingo, 29 de mayo de 2011

Solos tú & yo * Capítulo 5

Media Adaptación


CAPÍTULO 5:

Cuando llegué a la sexta clase de arte estaba aliviada al ver que Edward ya estaba allí.


Esperaba con impaciencia un poco de tiempo a solas con él. O al menos tan a solas como pudieras estar en un aula con otros treinta estudiantes.

Pero después de ponerme mi delantal y recoger mis utensilios del armario, mi corazón se hundió cuando vi que, una vez más, Emmett había tomado mi lugar.



-Oh, hey, Bella- me saludó, colocando su nuevo lienzo en blanco en mi caballete mientras yo estaba parada allí, sosteniendo mis materiales en mis brazos e ignorando a Edward quien estaba tan inmerso en su pintura que no se había dado cuenta que yo estaba ahí.



Estaba a punto de decirle a Emmett que se largara cuando recordé las palabras de Rosalie, cuando ella dijo que yo odiaba a la gente nueva. Y temiendo que podría tener razón, esforcé a mi rostro y le sonreí y pusé mi lienzo en el caballete al otro lado de Edward, prometiéndome llegar ahí mucho

más temprano al día siguiente y así poder recuperar mi espacio.



-Que hacemos aquí?- preguntó Emmett, mientras colocaba un pincel entre sus diente delanteros, y miraba hacía donde estábamos Edward y yo.



Eso era otra cosa. Normalmente, encontraba los acentos británicos realmente atractivos, pero con Emmett, solo era chirridos.



-Estamos estudiando los ismos- le dije. Decidida a jugar bien a pesar del persistente sonido molesto en mi intestino. -El mes pasado llegamos a escoger nuestra propia selección, pero este mes, todos estamos haciendo el realismo porque nadie lo escogió la última vez.



Emmett me miró, de arriba a abajo, un placentero crucero lento a lo largo de mi cuerpo que hace que mi

estomago vaya todo nervioso, y no de un buen modo.



-Vale, así que haces que lo que dibujas parezca real, como una fotografía.- dijo él. Sus ojos estaban sobre los míos.



Encuentré su mirada. Una mirada que él insiste en sostener durante varios segundos demasiado largos. Pero me niego a retorcerme o mirar hacia otro lado primero. Estoy decidida a permanecer en el juego todo el tiempo que tome. Y aunque puede parecer totalmente ridículo en la superficie, algo sobre ello se siente oscuro, amenazador, como una clase de reto.



O quizás no.



Porque justo después de pensar eso, el dijo:

-Esta escuela es impresionante. De donde vengo yo, todo siempre era la teoría sobre la práctica.



Parece agradable. Eso es incluso peor para mí, porque prácticamente demostraba que Rosalie tenía razón.



Realmente era celosa,

Y posesiva,

Y paranoica.

Y aparentemente odio a la gente nueva también.



Así que tomé un profundo suspiro y lo intento de nuevo. Hablando más allá del nudo en mi garganta y el nudo en mí estomago, decidida a sonar amistosa, incluso si eso significa que tengo que fingir al principio.



-Puedes pintar lo que quieras.- Le digo, usando mi optimista voz amistosa, que en mi antigua vida, antes de que mi familia entera muriera en el accidente y Edward me salvara haciéndome inmortal, era ciertamente la única voz que alguna vez use. -Solo tienes que hacerlo parecer real, como una fotografía. En realidad, se supone que usamos una fotografía real para mostrar la base de inspiración, y, por supuesto, para clasificar objetivos también. Ya sabes, así

podemos probar que logramos lo que nos propusimos.



Le eché un vistazo a Edward, preguntándome si esta escuchando algo de esto y si se siente molesto ya que prefiere su pintura en vez de comunicarse conmigo.



-Y que está pintando él?- pregunta Emmett, cabeceando al lienzo de Edward, una perfecta representación de los campos florecidos de nuestro lugar secreto. Cada hoja de césped, cada gota de agua, cada pétalo de flor, tan luminoso, tan de textura, tan tangible, que es como estar allí. -Parece como el paraíso.



Él asiente con la cabeza.



-Es…- susurró, tan asombrada por la pintura que conteste demasiado rápido, sin tiempo para pensar en lo que acabo de decir. Summerland no es solo un lugar sagrado, es nuestro lugar secreto. Uno de los muchos secretos que he prometido guardar.



Emmett me miró, con sus cejas levantadas.

-Así que es un lugar real entonces?- pero antes de que pueda contestar, Edward sacude su cabeza y dice:

-Ya lo quisiera. Pero yo lo hice, solo existe en mi cabeza.-Luego me mandó una mirada, que decía claramente “cuidado”.



-Así que como haces tan bien la tarea, entonces? Si no tienes una foto para probar que existe? -preguntó Emmett, pero Edward solo se encoje de hombros y vuelve a pintar.



Emmett seguía mirando a Edward, su mirada era claramente de desaprobación.



-Edward no es tan bueno en seguir las reglas. Prefiere ir por libre.



Emmett asintió y giró hacia su lienzo, y Edward me envió un ramillete telepático de tulipanes rojos, se que funcionó, nuestro secreto estaba a salvo y todo estaba bien. Así que me sumerjo en alguna parte de la pintura y vuelvo a trabajar. Ansiosa por que suene la campana y así podamos dirigirnos a mí casa, y dejar que la verdadera lección empiece.



Después de las clases, recogemos nuestros materiales y nos dirigimos al estacionamiento. Y a pesar de mi intento de ser amable con el nuevo chico, no puedo menos que sonreír cuando veo que ha aparcado claramente en el otro lado.



-Te veo mañana.- Le digo. Aliviada por poner un poco de distancia entre nosotros, porque a pesar del encaprichamiento inmediato de todos con él, solo no lo siento de esa manera, no importa que tan fuerte lo intente.



Abro mi auto y tiro mi bolso en el suelo, comenzado a deslizarme en mi asiento mientras digo a Edward:



-Alice tiene ensayo. Quieres venir?



Y giro, sorprendida al encontrarlo parado ante mí, balaceándose siempre tan ligeramente de un lado a otro con una mirada tensa en su rostro.



-Estás bien?- estás bien le pregunto mientras coloco la palma de mi mano en su

mejilla. Tratando de percibir calor o humedad, algún signo de malestar, aun cuando realmente no espero encontrar alguno. Y cuando Edward sacude su cabeza y me mira, por una fracción de segundo todos los colores de agotamiento aparecen enseguida. Pero luego desaparecen tan pronto

como parpadeo.



-Perdón, solo que.. mi cabeza se siente un poco extraño.- Dice él, pellizcando el puente de su nariz y cerrando sus ojos.



-Pero pensé que tu nunca te enfermabas, que nosotros no nos enfermábamos- le digo. Incapaz de poder esconder mi alarma mientras alcanzo mi maletín. Pensando que un sorbo de jugo inmortal podría hacerle sentirse mejor desde que el requiere mucho más que yo. Y aun cuando no estamos exactamente seguros del por qué, Edward supone que seis siglos de estar bebiéndolo han causado una especie de dependencia, requiriéndole consumir mas y mas con cada año que pasa. Que probablemente significa que tarde o temprano requeriré más también. Y aun cuando perece todavía muy lejano, solo espero que él me muestre como hacerlo para entonces, y así no tendré que molestarlo por volverlo a llenar todo el tiempo.



Pero entes de que pueda llegar a mi botella, él alcanza su propia botella y toma un largo trago voraz.



-Estoy bien. De verdad. Carreras hasta tu casa?
 
------------------------------------------------
 
HOla mis dulces lectores!!
Aquí está un nuevo capítulo, espero que os haya gustado y que me dejeís comentarios, sii?? pliiis!!! xD
OsAmo!!!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)