Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

martes, 16 de febrero de 2016

¿Nuestro destino? * Capítulo 2

Summary: Bella y Edward han viajado por muchas vidas, han combatido a centenares de enemigos oscuros, para poder estar juntos. Pero cuando su deseado destino casi esta en sus manos, Edward cae en una maldición poderosa. Un simple contacto entre ellos le causaría la muerte a Edward llevándoselo a Shadowland. Bella desesperada por salvar a Edward, consigue ayuda de un surfo: James. Aunque se acaban de conocer, James le resulta muy familiar. Traicionando a Edward, Bella es atraída por James, con su cabellera rubia, sus ojos verdes, sus poderes mágicos y un pasado muy misterioso. Bella sabe que Edward es su alma gemela y nunca lo olvidara. Pero al pasar del tiempo, su conexión con James crecerá más y será más fuerte, poniendo a prueba su amor por Edward como nunca antes...
N/A:  Los personajes son de la magnifica Meyer. Continuació de "Solos tú y yo". Adapatción del libro de Alison Nöel Shadowland





CAPÍTULO 2

Me arrodillo junto a él, con las manos sobre las rodillas, los dedos de los pies enterrados
en la arena, deseando que me mire, deseando que me hable. Incluso si es sólo para
decirme lo que ya sé, que he cometido un grave error y una estupidez, que posiblemente
nunca se borrará. Con mucho gusto lo aceptaría, diablos, me lo merezco. Lo que no puedo
soportar es el silencio absoluto y su mirada lejana.

Y estoy a punto de decir algo, cualquier cosa, para romper este silencio insoportable,
cuando me mira con ojos tan cansados que son la encarnación perfecta de sus seiscientos
años. "Emmett". Suspira, sacudiendo la cabeza. "Yo no lo reconocí, no tenía ni idea-" Su
voz se apaga junto con su mirada.

"No hay manera de que pudieras haberlo sabido", digo, deseando borrar cualquier
sentimiento de culpa que pueda sentir. "Todos ustedes estuvieron bajo su hechizo desde
el primer día. Créeme, lo tenía todo planeado, se aseguró de que todos sus recuerdos
fueran borrados por completo."

Sus ojos buscan mi cara y me estudia estrechamente antes de ponerse de pie e irse lejos.

Mirando hacia el océano, aprieta sus manos en puños, y me pregunta, "¿Te lastimó? ¿Te
persiguió o te hizo daño de alguna manera?".

Sacudo la cabeza.

"No tenía que hacerlo. Fue suficiente con hacerme daño a través de ti".

Se voltea, y veo que sus ojos se oscurecen cada vez más, y sus rasgos se endurecen,
inhalando profundamente, responde, "Esto fue mi culpa".

Lo miro boquiabierta, preguntándome cómo podía creer eso después de lo que yo

acababa de hacer. Me acerco más a él mientras le grito: "¡No seas ridículo! ¡Por supuesto
que no es tú culpa! ¿Escuchaste lo que dije?" Sacudo la cabeza. "Emmett envenenó tu
elixir y te tenia hipnotizado. ¡Tú no tienes nada que ver con eso, tú solo seguías sus
órdenes, todo esto estaba fuera de tú control!"

Pero apenas he terminado cuando él hace un gesto con su mano.

"¿Bella, no lo ves? Esto no es por Emmett, no, esto es el karma. Esto es la venganza de
seis siglos de vida egoísta.‖

Él sacude su cabeza y ríe, aunque no es el tipo de risa que te invita a participar. Es de otro
tipo, de la que te hiela hasta los huesos.

"Después de tantos años de amarte y de perderte, una y otra vez, yo estaba seguro de
que ese era mi castigo por la forma en que había vivido, sin tener idea de que habías
muerto a manos de Tanya. Pero ahora, veo la verdad que se me escapó todo el tiempo.

Justo cuando yo estaba seguro de eludir el karma haciéndote inmortal y manteniéndote
para siempre a mi lado, el karma se ríe al último, lo que nos permite una eternidad juntos,
pero sólo para mirarnos, pero nunca tocarnos de nuevo‖.

Llego hasta él, con ganas de abrazarlo, consolarlo, convencerlo de que no es del todo
cierto. Pero me aparto con la misma rapidez. Al recordar cómo nuestra incapacidad para
tocarnos es la misma cosa que nos hizo venir hasta aquí.

"Eso no es cierto", digo, mirándolo fijamente.

"¿Por qué quieres ser castigado cuando yo soy la que cometió el error? ¿No lo ves?"

Muevo la cabeza, frustrada por su singular forma de pensar.

"Emmett planeó esto todo el tiempo. Amaba a Tanya-Apuesto a que no lo sabías, ¿eh? Fue
uno de los huérfanos que sobrevivió a la plaga en la Florencia renacentista, y la amó a
través de los siglos,- nunca hizo nada malo por ella. Pero Tanya no se preocupaba por él,
sólo te quería a ti- y tú solo me querías a mí-y luego, bueno, después de haberla matado,
Emmett decidió ir a por mí, y lo logró a través de ti. ¡Quería que sintiera el dolor de no
poder tocarte, igual que él se sentía con Tanya! Y todo sucedió tan rápido,...-"

Me detengo, sabiendo que es inútil, una pérdida total de palabras. El dejó de escuchar
sólo después de que empecé, convencido de que él era el culpable.

Pero yo rechazo incluso visitar aquel lugar, y no dejaré que él lo haga tampoco.

"¡Edward, por favor! No podemos rendirnos. ¡Esto no es el karma - soy yo! Me equivoqué,
cometí un error horrible, terrible. ¡Pero eso no significa que no podamos solucionarlo!

Tiene que haber un camino‖. Me aferro a la más falsa de las esperanzas, obligándome a
mostrar un entusiasmo que realmente no siento.

Edward se pone delante de mí, una silueta oscura en la noche, el calor de su triste mirada
cansada actúa como nuestro único abrazo.

"Yo nunca debí haber empezado", dijo. "Nunca debería de haber hecho el elixir-debí dejar
que las cosas tomaran su curso natural. En serio, ¡Bella, mira el resultado-no ha traído
nada más que dolor!"

Sacude la cabeza, su mirada es tan triste, tan infeliz, que rompe mi corazón.

"Todavía hay tiempo para ti sin embargo. Tienes toda tu vida por delante, una eternidad
en la que puedes ser lo que quieras ser, hacer lo que quieras hacer. Pero yo...‖ Se encoge
de hombros. "Estoy contaminado. Creo que todos podemos ver el resultado de mis
seiscientos años."

―¡No!‖ Mi voz se quiebra tanto que mis labios se extienden hasta mis mejillas. ―¡Tú no
conseguirás alejarte, no puedes abandonarme otra vez! Pasé todo el mes pasado
examinando el infierno para salvarte y ahora que estás bien no voy a rendirme. Somos el
uno para el otro, ¡tú mismo lo has dicho! Estamos experimentando un retroceso temporal,
eso es todo. Pero si podemos unir nuestras mentes, sé qué pensarán una manera de..."

Me detengo, mi voz decae, viendo como él esta yéndose, retirándose a su mundo triste y
lamentable donde únicamente él es el culpable. Y sé que es hora de contar el resto de la
historia, las partes lamentables y vergonzosas que preferiría excluir.

Tal vez entonces él lo verá de manera diferente, tal vez entonces... ―Hay más" digo,
precipitadamente aunque yo no tenga ni idea de cómo seguir después.
―Antes de que asumas el karma o lo que sea, debes saber algo más, algo de lo que no
estoy orgullosa... Aun así...‖

Entonces tomo una respiración profunda y empiezo a hablarle de mis viajes a
Summerland-esa dimensión mágica entre dimensiones, donde aprendí a retroceder en el
tiempo-y que, cuando me dio la posibilidad de elegir entre mi familia y él- los escogí a
ellos. Convencida de que de alguna manera podría restaurar el futuro, que estaba segura
me habían robado, y sin embargo todo lo que realmente importaba era una lección que ya
sabía:

A veces el destino se encuentra fuera de nuestro alcance.

Trago saliva y miro fijamente la arena, reacia a ver la reacción de Edward cuando mire a
los ojos de quien lo traicionó.

Pero en lugar de enfadarse o molestarse como yo pensaba, me rodea con una luz
hermosa blanca y brillante- una luz tan reconfortante, tan compasiva, tan pura- es como
el portal de Summerland- sólo que mejor. Así que cierro los ojos y le rodeo a él con la luz
también, y cuando los abro de nuevo, estamos envueltos en el más hermoso y caliente
resplandor vaporoso.

"Tú no tenías otra opción", dijo, con una voz suave y una mirada tranquilizadora, haciendo
todo lo posible para aligerar toda mi vergüenza.

"Por supuesto que elegiste a tu familia. Era lo correcto. Yo habría hecho lo mismo- dada la
elección-"

Asiento con la cabeza, alumbrados con una luz incluso más brillante y trenzados en un
abrazo telepático. Sabiendo que esto no es tan reconfortante como en la vida real, pero
por ahora esto es lo único que podemos hacer.

"Sé de tu familia, yo lo sé todo, lo vi todo".

Él me mira con ojos oscuros e intensos obligándome a seguir. "Tú siempre eras tan
reservado sobre tu pasado, de dónde viniste, cómo vivías-que un día, mientras estaba en
Summerland, pregunté acerca de ti-y-así me enteré de la historia de tú vida".

Presiono mis labios juntos y lo miro fijamente de pie ante mí, aún más silencioso si eso
pudiera ser posible. Suspiro cuando él me mira fijamente a los ojos y telepáticamente
remonta sus dedos a lo largo de la curva de mi mejilla una imagen tan deliberada, tan
palpable, casi parece real.

"Lo siento", dice, con el pulgar mentalmente suavizando mi barbilla.
―Siento haber sido tan cerrado e indispuesto a compartir esto. Pero a pesar de que
sucedió hace mucho tiempo, todavía es algo de lo que prefería no hablar".

Asiento con la cabeza, al no tener intención de presionarlo.

El testimonio de sus padres, el asesinato seguido por años de abusos a manos de la
Iglesia no es un tema que tenga intención de tratar.

"Pero hay más", le digo, con la esperanza de poder tal vez restaurar un poco de esperanza
compartiendo algo de lo que he aprendido.
―Cuando yo observé la revelación de tu vida, al final, Emmett te mataba. Pero aun cuando
parecía predestinado a pasar, yo logré salvarte.‖

Lo miro fijamente, sintiendo que estoy lejos de convencerle y tengo que tomar decisiones
apresuradas antes de que lo pierda por completo.

"Quiero decir, sí, tal vez nuestro destino es a veces fijo e inmutable, pero hay veces que
está movido puramente por las acciones que hacemos. Así que cuando no pude salvar a
mi familia al viajar en el tiempo, fue porque era el destino que no se podía cambiar. O
como dijo Jake segundos antes del segundo accidente que se los llevó de nuevo, no se
puede cambiar el pasado, simplemente así es. Pero cuando me encontré de vuelta aquí en
Laguna, y pude salvarte, bueno, creo que eso demuestra que el futuro no es siempre
concreto, que no todo se rige exclusivamente por el destino‖.

"Tal vez".

Suspira, mirándome fijamente. "Pero no se puede escapar del karma, Bella. Es lo que es.
Él no juzga, no es ni bueno ni malo como la mayoría de la gente piensa. Es el resultado de
todas las acciones, positivas y negativas-un equilibrio constante de los acontecimientos,
causa y efecto-ojo por ojo-cosecha y siembra-lo que va, vuelve‖.

Se encoge de hombros. "Sin embargo todas estas frases, son la misma al final. Y por
mucho que te gustaría pensar de otra manera, eso es exactamente lo que está pasando
aquí. Todas las acciones causan una reacción. Y aquí es donde mis acciones me han
traído". Sacude la cabeza. "Todo este tiempo me dije que volvería a encontrar el amor,
pero ahora veo que era realmente egoísta, porque no podía estar sin ti. Es por eso que
esto está pasando ahora".

"Entonces, ¿eso es todo?"

Muevo la cabeza, casi sin creer que está decidido a darse por vencido tan fácilmente.

"¿Así es como termina? ¿Estás tan seguro de que has sido perseguido por el karma que ni
siquiera trataras de defenderte? Has venido hasta aquí sólo para que pudiéramos estar
juntos y ahora que estamos frente a un obstáculo, ¿ni siquiera vas a intentar escalar la
pared de ladrillos en el camino?‖.

"Bella". Su mirada es cálida, amorosa, que lo abarca todo, pero no hace nada para quitar
la derrota de su voz.

"Lo siento, pero hay algunas cosas que yo sé."

"Sí, bueno..." Sacudo la cabeza y miro hacia el suelo, enterrando los dedos profundamente
en la arena.

"Sólo porque tienes unos cuantos siglos y no quieres decirme una última palabra. Porque
si realmente estamos juntos en esto, si nuestras vidas, como nuestros destinos, están
realmente entrelazados, entonces te darás cuenta de que esto no te ocurre solo a ti, yo
soy parte de esto también. Y no tienes que caminar lejos de esto-¡no tienes que caminar
lejos de mí! ¡Tenemos que trabajar juntos! Tiene que haber una forma..." me detengo, mi
cuerpo esta temblando, mi garganta se cierra con tanta fuerza que ya no puedo hablar.

Todo lo que puedo hacer es estar allí ante él, en silencio, instándolo a que se una a mí en
una pelea que no estoy segura de que podamos ganar.

―No tengo ninguna intención de abandonarte, " dice él, con su mirada fija llena del deseo
de cuatrocientos años. " No puedo abandonarte, Bella. Cree en mí, lo he intentado. Pero al
final, siempre encuentro el camino de regreso a tu lado. Eres todo lo que siempre quise-
todo lo que he amado, pero siempre...‖

"Nada de peros." Muevo la cabeza, deseando poder abrazarlo, tocarlo, presionar mi
cuerpo fuertemente contra su.... ―Tiene que haber una forma, una especie de cura. Y
juntos vamos a encontrarla. Sólo sé que lo haremos. Hemos llegado demasiado lejos para
que Emmett nos mantenga separados. Pero no puedo hacerlo sola. No sin tú ayuda. Así
que por favor prométeme-prométeme que lo intentaras."

Me mira, me atrae con su mirada, cierro mis ojos mientras él llena la playa con tantos
tulipanes que estoy en medio de una explosión de pétalos de cera roja sobre curvados
tallos verdes-el último símbolo de nuestro amor eterno cubriendo cada centímetro
cuadrado de arena.

Luego desliza su brazo sobre el mío y me lleva de vuelta a su coche. Nuestra piel separada
sólo por su suave chaqueta de cuero negro y mi camiseta de algodón orgánico. De sobra
sé las consecuencias de cualquier intercambio accidental de ADN, pero soy incapaz de
moderar el hormigueo y el calor que late entre nosotros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)