Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

miércoles, 21 de julio de 2010

Por y paRa siempRe * CapítuLo 25

Hola mis dulces lectores!!
Aquí les dejo otra entrega de este fic :):)
Bella aunqeu no se de cuenta, cada vez desconfía mas de Edward jajaja
¿Un adelanto? en el próximo capítuLo, Bella lo descubre todo!! xDxD
Dejen comentarios!! aunque sea por lastima :P
OsQuiieRo^^
-------------------

Al día siguiente cuando salí del coche en el aparcamiento del instituto, me fui hacía Rosalie que esperaba en la verja de la entrada, y pasé por delante de Edward sin decirle nada. Y aunque normalmente evitaba a toda costa el contacto físico, esa vez, abrace a Rosalie.

-Vale, vale, yo también te quiero- dijo riendo Rose

El cabello de mi amiga, no tenía el brillo de siempre, sus uñas, no estaban bien pintadas, las ojeras que adornaban sus ojos, hacen perder la habitual luminosidad de su rostro. Y aunque
Rosalie me aseguró que estaba bien, no pude evitar volverla a abrazar.

-Como estas?

-Oye, que te pasa? Que es toda esta demostración de amor? La verdad, es que es raro viniendo de ti, la que siempre lleva el mp3 a tope, y la capucha subida.

-Es que.. yo.. me entere de que estabas enferma, y como no viniste a clase..

-Ya se lo que pasa- contesta Rosalie riendo- es culpa tuya- dijo señalando a Edward- has transformado a mi fría amiga en una sentimental- dijo levantando los brazos teatralmente.

Todos juntos nos dirigimos a las puertas del edificio, pero hubo un momento en ese recorrido, que me quede paralizada, mis pies se quedaron clavados en el suelo. Y todo fue culpa de los pensamientos de Rosalie, no podía evitar leer su mente. Ella estaba pensando en una de las veces que se desmayo por culpa de la fiebre, y se dio un golpe en la cabeza, se había echo una herida en la cabeza, y había sangre..

Odiaba esa sustancia viscosa de color rojo, que olía a oxido y sal. Las rodillas me empezaron a flojear solo de pensar en.. sangre

Antes de caer al suelo, unos brazos me sujetaron. Edward, era él quien estaba impidiendo que mi trasero chocara contra el duro suelo, y en ese momento, me sentí protegida.

-Bella?- preguntó Edward con preocupación

-Deberías llevarla a casa- dijo Alice

-No hace falta, ya estoy bien

-Bella, Alice tiene razón, tienes un aspecto horrible- apoyo Rosalie- Deberías ir a descansar. No querrás coger lo mismo que yo, verdad?

Aunque insistí que quería ir a clase, nadie me escuchaba. Poco después, Edward rodeó con su brazo mi cintura, y me condujo hasta el coche.

·························

-Esto es una tontería- me queje dentro del coche de Edward, cruzando los brazos igual que una niña pequeña- nos van a castigar por haber faltado otra vez a clase..

-Nadie nos va a castigar Bella. ¿Tengo que recordarte que casi te desmayas y que por no ser por mi, hubieses caído al suelo?

-Si.. bueno.. pero me cogiste, no? Ahora ya estoy bien, de verdad. Y si tan preocupado estabas, me hubieras tenido que llevar a la enfermería del instituto. No tenías porque raptarme.

-No te estoy raptando, solo quiero cuidar de ti, y asegurarme que estas bien.

-Vaya ¿ahora eres medico?

Edward no me contesto, guardó silencio. Se limito a conducir y a pasar sin detenerse, la calle que lleva a mi casa. Al final se detuvo frente a una enorme verja.

-Donde vamos?

-A mi casa- murmuró a la vez que saludo con la cabeza a un vigilante, que me resultaba familiar.

Aparcó el coche dentro de un enorme garaje, y Edward, me ayudo a salir del coche, agarrándome la mano, y dirigiéndome dentro de una cocina bien amueblada, para pasarla y subir unas escaleras, que llevaban a un estudio, donde me pare en seco, para observar los hermosos muebles, que no tenían nada que ver con el estilo que me esperaba de Edward. Algo mas chic, si. Eso, no.

-Cuando me hiciste esta foto? - le pregunte al tiempo que cogía mi fotografía, que estaba enmarcada y descansaba encima de una pequeña mesa.

-Sabes, te comportas como si nunca hubieras estado aquí

-Es que nunca he estado aquí

-Si que has estado. No te acuerdas del último domingo? El día en la playa? Aún tengo tu traje de neopreno tendido arriba. Pero ahora siéntate y descansa.

Me deje caer sobre el cómodo sofá, preguntándome cuando me hizo esa foto. En la imagen, tenía el pelo largo y suelto, y llevaba puesta una sudadera que no recordaba que tenía, y aunque parezca que estaba riendo, mis ojos están tristes.

-Te la hice un día en el instituto sin que te dieras cuenta. E gustan las fotos inesperadas, son las únicas que captan la esencia de la persona- dijo Edward antes de quitármela, y devolverla a su sitio- Ahora cierra los ojos, mientras yo te voy a preparar un té.

Cuando el té estuvo listo, Edward, me puso la taza entre las manos, y me colocó una chaqueta de lana por encima de los hombros.

-Esto esta muy bien, pero no hace falta. De verdad. Estoy bien. Deberíamos regresar al instituto- le dije mientras dejaba la taza encima de la mesa

-Bella, te desmayaste- dijo mientras se sentaba a mi lado, y me acariciaba el pelo.

-Esas cosas pasan

-No en mi mundo- Edward se me quedó mirando fijamente a los ojos- ¿que pasa?

-No quiero que pilles tú también la gripe

-Yo no me pongo enfermo- contesto mientras reía

-Así que tu no te pones enfermo ¿eh?

Edward no contesto, simplemente me dedico una de esas sonrisas torcidas que tanto me gustaban.

-Recapitulemos- le dije- no te pones enfermo, no tienes problemas por faltar a clase, sacas sobresalientes aunque no se te ve el pelo por el instituto; coges un pincel, y pintas un Picasso mejor que Picasso. Sabes cocinar como los mejor chefs, y solías trabajar de modelo.. y todo eso fue antes que vinieras aquí, a donde te mudaste, después de haber estado viviendo en Londres, Rumanía, París.. No trabajas y estas emancipado, aunque te las apañas para vivir en una casa lujosamente decorada, que sería el sueño de cualquier multimillonario, conduces en coche caro y..

-Roma-dijo Edward mirándome con seriedad

-Que?

-Has dicho que viví en Rumanía cuando donde viví fue en Roma

-Da igual la cuestión es..

-Si? Cual es la cuestión?

Trage saliva con fuerza, y aparte la mirada. Había algo que hacía tiempo que me daba vueltas en la cabeza, algo sobre Edward..

-Bella. Bella, yo..

-Llévame a casa.

3 comentarios:

  1. Nooooooooo!! ·· MaRia ·· Como nos pudes dejar asi?!?! Aunque, onestamente, me encanto!! jajaja

    Aun me pregunto que esconde Edward, tengo algunas teorias.... XD

    Un beso, Naty H.

    ResponderEliminar
  2. Tengo un regalo para tí en mi blog de fanfics: http://www.letrasapasionadas.blogspot.com
    Espero que te guste, es con todo mi cariño y agradecimiento por la inspiración que me has brindado.

    Cariños
    Melania

    ResponderEliminar
  3. AAHHHHH MaRia por el amor de jesus-cristo!!Como lo dejas asi ..Me muero!estaba ahi de que ..dios estoy frustrada como lo dejas asi XD..nose me dejaste con ..ahii ..con ganas de saber"¿cuando iba a decirle todas sus sospechas?"
    Bella esta muy floja y nadaa este capitulo me dejo muy confundida y frustrada ..creo que este es el peor comentario que he echo en mi vida =( Que mal jaja XD Pero la verdad que este capitulo a pesar de todo esta re zarpado(loco)en el buen sentido jajaj XD
    besos MaRia y voy rapido a leer los que quedan!!!
    LAP

    ResponderEliminar

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)