Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

lunes, 30 de noviembre de 2015

El comienzo de una nueva vida * Capítulo 2

Summary: Bella trabaja para Edward un antiguo compañero de clase que fue muy especial y es novia de Jacob. ¿Qué sucederá?
·
·
·
Este fic es completamente propiedad de Mari del blog http://sangreyhielo.com.es 
Los personajes son propiedad de la espectacular Meyer.
Tengo permiso de la autora para publicar su historia en mi humilde rincón que es este blog.
Dicho todo esto, espero que la disfruten!^^
·
·
·


CAPÍTULO 2: Mi vida después de la marcha de Edward


Pasaban los días, las semanas, los meses, hasta que Jacob se harto de verme así.

-Bella, se acabo tu encierro, no sales, apenas comes, no hablas con nadie, te pasas el día sentada en el sofá mirando hacia la puerta esperándolo, pero ya es hora de que comprendas que no va a volver, ni el ni su familia.- me dijo Jake situándose delante de mi muy enfadado.

-Es mi vida y con ella hago lo que quiero.- le dije evitando su mirada puesto que sabia que tenia razón.

-Bella, por favor reacciona yo te quiero y quiero hacerte feliz.- me dijo Jake antes de besarme.

-Jake nosotros somos amigos.- le dije terminando el beso.

-Bella podemos ser felices juntos, vamos a intentarlo ¿si?.- me dijo mirándome a los ojos, ya que tenia mi cara entre sus manos para que no evitara su mirada.

-Lo intentare.- le dije.- Pero ya es tarde y quiero descansar.

-Vale, te dejo descansar.- me dijo mientras veía como entraba a mi dormitorio y cerraba la puerta.

Desde que Edward se fue Jake se mudo a vivir conmigo en la habitación de Edward, porque no quería que estuviera sola.

Conforme pasaban los días fui saliendo de mi sonambulismo gracias a Jake.

A la vez que seguía con mis estudios como abogada y el como ingeniero mecánico, salíamos a cenar, a comer, a pasear………. Y eso me iba devolviendo a la vida, pero solo en parte ya que mi corazón siempre estaría partido y en mi mente siempre estarían los recuerdos de los años pasados con Edward……

Después de varios meses saliendo con Jake llegaron las vacaciones de navidad y volvimos a Fork a pasarlas con mi padre y su esposa Sue que nos esperaban muy ilusionados por mi visible mejoría, gracias al amor de Jake, ya que el era quien informaba a mi padre de cómo me iba encontrando y ya se había encargado también de decirle que estábamos saliendo.

En noche buena Sue preparo una cena especial y yo le ayude en lo que me dejo.
Después de cenar nos sentamos los cuatro en el salón y estuvimos hablando de cómo nos iba con los estudios hasta bien entrada la madrugada que nos fuimos a la cama.

-Bella, Jacob, espero que no os importe compartir la habitación y la cama de Bella, es que no veo correcto que duerma Jake en el sofá y ya es demasiado tarde para que se marche a la reserva a su casa, además en ella esta su hermana Rachel con su marido y sus hijos.- nos dijo mi padre mirándonos.

-Vale, papa no hay problema. –le dije intentando parecer convincente.

-De acuerdo, señor Swan, si usted lo ve bien dormiremos en la cama de Bella, pero yo no tengo ningún problema con dormir en el sofá.- le dijo Jake a mi padre.

-No, hijo duerme con Bella, habéis venido a descansar y ha hacernos compañía unos días.- le dijo mi papa a Jake.

-Además sois chicos buenos y no vais a hacer nada ¿Verdad?.- nos dijo Sue por detrás de mi papa.

-Claro.- dijimos Jake y yo.

-Bien, pues todos a dormir, buenas noches chicos.- nos dijo mi papa.

-Buenas noches.- dijimos Jake y yo mientras veíamos a mi padre y a Sue entrar en su dormitorio.

-Bella si quieres puedo dormir en el salón.- me dijo Jake mirándome atentamente.

-No quédate conmigo, por favor.- le dije entrando en la habitación.

-Bien, pues voy a cambiarme en el baño y así tu también te puedes cambiar.- me dijo cogiendo un pijama de su maleta y saliendo.

Cuando Jacob volvió yo ya estaba acostada y dormida.
Siguieron pasando los días y llego el día de reyes, y Sue y mi padre iban a pasar el día en casa de Sue con sus hijos (seth y Leah) y sus nietos ya que Seth se había casado.

Pero Jake y yo nos quedamos en casa preparando todo para salir esta misma noche hacia nuestra casa ya que las clases empezaban en dos días.

-Bella, sabes cual seria el mejor regalo de reyes para mi.- me dijo Jake mirándome.

-No, ¿cual?.- le pregunte desde la cama doblando algunas ropas.

-Que fueras mia.- me dijo muy bajito.

-¿Como?.- le pregunte creyendo que no era lo que yo había escuchado.

-Que nos entreguemos Bella, uno no es de piedra y después de dormir tantas noches seguidas contigo, pues mis hormonas y mi instinto animal han florecido.- me dijo Jake poniéndose muy nervioso.

No sabia que contestarle ya que no quería fallarle, ni desilusionarlo así que después de pensarlo unos minutos le dije que podíamos intentarlo ya que estábamos solos.

-Si no quieres llegar al fin, simplemente dímelo.- me dijo acercándose a mí.

-De acuerdo.- le dije mirándolo.

Se acerco aun mas a mi y me tomo por la cintura y comenzó a besarme por el cuello hasta llegar a mis labios, a la vez que me desabotonaba la camisa que llevaba.

Ante esto yo también desabotone su camisa y la hice caer al suelo. Mientras Jake no perdía el tiempo y se deshacía de sus pantalones y de los míos, para dejarnos en ropa interior.

-¿Estas segura?.- me pregunta subiendo sus manos por mi espalda hacia el cierre de mi sostén.

-Si….- le dije con la respiración entrecortada mientras que  me desprendía de mi sostén y caímos en la cama.

De un solo movimiento comenzó a entrar en mí y yo gemí más bien por el dolor de la primera vez y su brusquedad que por el placer.

Sus movimientos comenzaron suaves pero fueron subiendo de intensidad hasta que ambos llegamos al orgasmo.

Estuvimos un rato acurrucados y después nos duchamos y nos vestimos para terminar de arreglar todas las cosas para marcharnos.
·
·
·



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)