Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

sábado, 28 de noviembre de 2015

Solos tú y yo * Capítulo 37

Summary: Bella y Edward ya pueden pasar la eternidad juntos, pero que pasaría si Bella pudiera viajar al pasado? Y si el precio fuera perder a Edward?
·
·
·
La autora dice: Los personajes son de la magnifica Meyer. Continuació de "Por y para siempre". Adapatción
·
·
·


CAPÍTULO 37


Aunque me sentí como una idiota en el segundo que Bree manifiesta aquel ordenador portátil (Quiero
decir, dah, ¿por qué no pensé en esto?), realmente conseguimos nuestras respuestas bastante
rápido.

Aunque desafortunadamente, esta no era las buenas noticias que yo esperaba.

De hecho, era nada de eso.

Justo cuando todo se une, parece como si fuera destinada a ser - esto todo se deshizo en el
segundo que aprendí que la luna azul, que el más raro de las lunas llenas sólo vienen cada tres a
cinco años, que también resulta ser mi primera y única ventana para viajar en el tiempo, ha
programado su próxima aparición... mañana.

-Todavía no puedo creerlo,- Digo, subiendo de mi coche mientras Bree alimenta el medidor de un
ordenado con una pila en la palma de su mano. -Pensé que esto era solamente otra luna llena, yo no
sabía que había una diferencia, o que ellos son tan raros. Quiero decir, ¿Qué se supone que haga?-

Ella cierra su cartera y me mira.

-Bien, desde donde lo puedo ver, tú tienes tres opciónes.- Presiono mis labios juntos, no segura que quiera oír cualquiera de ellas. -Tú no puede hacer nada en absoluto, y solamente te recuesta y miras mientras todo lo que tú amas y cuidas se deshace completamente, tú puede decidir manejar solamente una cosa a costa de todo lo demás, o tú puedes decirme exactamente qué es lo que pasa aquí, entonces puedo ver si puedo ayudar.-

Suspiro y la miro que esta adelante de mí, con su atuendo habitual de vaqueros descoloridos, anillos
de plata, una túnica blanca de algodón, y sandalias marrones de cuero. Siempre allí, siempre
disponible, siempre dispuesta a ayudarme, incluso cuando no comprendo lo necesito.
Incluso antes cuando yo era despectiva (y si voy a ser honesta, un poco más mezquina), Bree estaba
justo ahí, esperando por mí que viniera, nunca celebraba de mi mala actitud contra mí, ni una vez me
dio la espalda o evitándome en la forma que yo la evité. Es como si ella ha estado preparando todo
ese tiempo, esperando para intervenir como mi hermana psíquica grande. Y ahora, ella es casi la
única que me queda, la única con la que puedo contar, la única que viene guardando el conocimiento de mi verdadero yo, incluso la mayor parte de mis secretos.

Y a la luz de todo solamente aprendo, no tengo ninguna otra opción, sólo decirle. No hay manera de
que me pueda ir por sí sola, como yo esperaba.

-Okey-, cabeceo, convenciéndome a mí misma que no es sólo lo correcto, pero es la única que hacer. -Aquí está lo que necesito hacer.-

Y como encabezamos sobre el secreto, le digo lo que yo vi ese día sobre el cristal. Para explicar
tanto como puedo evitando la palabra, honrando mi promesa a Edward que nunca divulgaré nuestra
inmortalidad. La narración a Bree es que Edward necesitará el antídoto de modo que él pueda
mejorarse, seguido de su "la energía especial roja que beben" entonces él puede reconstruir su fuerza.

Explicando que estoy frente a la posibilidad de elegir entre estar con el amor de mi vida, o salvar
cuatro vidas de su fin.

Por lo tanto, en el momento en que estamos de pie fuera de la tienda donde ella trabaja, la tienda
que he pasado muchas veces antes, pero juré que yo nunca entraría, ella me mira, abriendo su
boca para decir algo, antes de cerrarla de nuevo. Repitiendo este escenario unas cuantas veces
hasta que finalmente pueda balbucear: -Pero mañana, Bella, ¿Tú puedes dejar esto pronto?-

Me encojo, mi estomago se hunde cuando yo oigo que habla en voz alta. Pero el saber que no
puedo esperar otros tres a cinco años, yo cabeceo más segura de lo que me siento cuando la miro y
digo: -Y esto es exactamente por lo qué te necesito para ayudarme con el antídoto y entonces
encontrar una manera de conseguir que él junto con el elix...- Me detengo, con la esperanza de que
no he despertado sus sospechas, tratando de recuperarme cuando digo: -... esa bebida energética roja
para que pueda mejorar. Quiero decir, ahora que sabe cómo entrar en su casa, estoy pensando que puede encontrar una manera de, no sé, echarlo en su bebida o algo- Digo, a sabiendas de que
suena como el peor plan de siempre, pero decidida a ver si funciona. -Y entonces, cuando este mejor... cuando el viejo Edward vuelva... puede explicarle todo lo que ha pasado, y darle la... la bebida de color rojo.-

Ella me mira con una expresión de desacuerdo que no estoy segura como leerlo, entonces falsifico
todo derecho.

-Sé que probablemente me parece que lo que yo escogí va contra el... pero no lo es. Realmente no lo es. De hecho, hay una buena probabilidad de que nada de esto será necesario. Hay una buena probabilidad de que cuando vaya al pasado, todo lo demás volverá también.-

-¿Es eso lo que has visto?- Ella pregunta, su voz suave, apacible.

Niego con la cabeza.

-No, es sólo una teoría, aunque creo que tiene sentido. Quiero decir, No me puedo imaginar ninguna otra manera. Por lo tanto, todas estas cosas que estoy diciendo ahora son sólo por precaución, ya que ni siquiera sea necesario. Lo que significa que no recordaras esta conversación, ya que será como si nunca hubiera ocurrido. De hecho, tú no tendrás ningún recuerdo de haberme conocido. Pero por si acaso estoy equivocada... que estoy segura de que no estoy... pero en el caso que lo este, tengo que tener un plan en su lugar... tú sabe, sólo en ese caso- Yo balbuceo, preguntándome a quien estoy tratando de convencer, a ella o a mí.

Ella agarra mi mano, sus ojos llenos de compasión cuando dice: -Estás haciendo lo correcto, y tienes
suerte. No muchas personas tiene la oportunidad de ir al pasado.-

La miro, mis labios curvándose en una sonrisa.

-¿No muchas?-.

-Bien, nadie yo puedo pensar así de pronto.- Ella ríe.

Pero aun cuando nosotras reímos, cuando la miro otra vez mi voz es seria cuando digo: -Enserio,
Bree, No puedo soportar cualquier cosa que le suceda a él. Quiero decir, Yo... Yo me moriría si yo de alguna manera me entero de que lo hizo... y que era culpa mía...-

Ella aprieta mi mano y abre la puerta de la tienda, llevándome dentro mientras susurra: -No te
preocupes. Puedes confiar en mí.

Sigo su pasado lleno de estantes de libros, un muro de CD, y todo un rincón dedicado a figuras de
ángel, antes de pasar a una máquina para reclamar auras fotografiadas mientras nosotras nos
dirigimos al mostrador donde una mujer mayor con una larga trenza gris está leyendo un libro.

-¿No me di cuenta que tú estabas en el calendario de hoy?- Ella pone abajo su novela y echa un
vistazo entre nosotras.

-No Estoy.-Bree ríe -Pero mi amiga Bella aquí- Ella cabecea hacia mí. -Ella necesita el cuarto de
atrás. -

La mujer me estudia, obviamente tratando de vislumbrar mi aura y conseguir un sentido a mi
energía, entonces fusila a Bree con un interrogatorio en su mirada cuando ella sale vacía.

Pero Bree ríe y cabecea en comentario, señalando que soy digna de acceso " al cuarto de atrás",
independientemente de lo que es.

-¿Bella?- la mujer dice, sus dedos que se arrastran hacia su cuello, preocupados por el pendiente
turquesa que cuelga en su collar de hueso.

Una piedra que, como recientemente aprendí en mi breve estudio de minerales y cristales sobre el
iMac en Summerland, ha sido usada para amuletos destinados a curar y proteger durante unos
cientos de años. Y con la forma en que acaba de decir mi nombre, y por la sospechosa mirada en su
cara, no es como si yo necesitara tener acceso a su mente para saber que ella se pregunta si ella
pudiera necesitar la protección por mí. Ella vacila, mirando entre Bree y yo, luego enfocándose
únicamente en mí mientras ella dice: -Soy Cora-

Eso es todo. Ningún apretón de manos, ningún abrazo de bienvenida. Ella sólo dice su nombre y, a
continuación, va a la puerta, tirando el signo que cuelga de el ¡ABIERTO! A ¡REGRESO EN 1O MINUTOS!

Entonces hace señas para que nosotros la sigamos abajo un pasillo corto con una puerta brillante
púrpura al final.

-¿Puedo preguntar sobre qué es esto?- Ella revuelve en su bolsillo un juego de llaves, todavía
indecisas en cuanto si realmente ella nos dejará entrar.

Bree asiente hacia mí, señalando que es mi turno desde aquí. Entonces carraspeo mi garganta y
meto mi mano en el bolsillo de mis vaqueros recientemente manifestados cuyos dobladillos,
agradecida, que todavía lleguen al piso. Recuperando el arrugado pedazo de papel mientras digo,

-Um, yo necesito algunas cosas.- Me estremezco cuando Cora lo arrebata de mi mano y lo mira.

Dejando levantar su frente, dijo gruñendo algo ininteligible bajo su aliento, y escudriñándome una vez más.

Y solo cuando parece que ella está a punto de cambiar de parecer, ella empuja la lista de regreso a
mi mano, abre la puerta, y hace señas hacia nosotras dentro de la habitación que yo no esperaba.

Quiero decir, cuando Bree me dijo que este era el lugar que obtendría lo que necesito, Yo estaba más
que un poco nerviosa. Estaba segura de me empujaría en algún escalofriante sótano oculto lleno de
todo tipo de extraños, espantosos, cosas de rituales, muñecas Voodoo... cosas como que se ven en
películas o en televisión. De hecho, esto se parece bastante a su promedio, más o menos bien
organizado un closet de almacenamiento. Bien excepto por las paredes brillantes violetas decoradas
por tótems tallados por mano y máscaras. Sin embargo, el archivo de gabinete es bastante estándar,
y cuando ella abre un armario y comienza a registrar, trato de echar una ojeada sobre su hombro,
pero no puedo ver ni una cosa hasta que ella me da una piedra que parece incorrecta de todos modos.

-Piedra Lunar-, dice, notando la confusión en mi cara.

Yo mirando en ella, sabiendo que no se ve como debería, y si bien no lo puedo explicar, algo sobre
que se siente libre. Y no deseo ofenderla ya que sin duda ella no vacilaría a echarme, trago con
fuerza, el tornillo encima de mi coraje, y digo: -Um, necesito esto en la materia prima y sin brillo, en
su forma absoluta más pura... éste solamente parece demasiado liso y brillante para mis necesidades.-

Ella cabecea, casi imperceptiblemente, pero de todos modos está allí. Solo la inclinación más breve
de su cabeza y rizo de sus labios antes de que ella lo sustituya por la piedra que yo pregunté.

-Eso es todo,- digo, sabiendo que solamente pasé su prueba. Mirando fijamente la Piedra Lunar esto
no es ni brillante o bonito, pero con esperanza hará este intento, que es la ayuda en los nuevos
comienzos. -Y entonces voy a necesita un cuenco de cristal de cuarzo, uno que este sintonizado con
el séptimo chakra, una bolsa roja de seda bordadas por monjes tibetanos, cuatro cristales de cuarzo
pulido rosado, una pequeña estrella... no, ¿staur-o-lite? ¿Así es como se dice?- La miro justo a
tiempo para ver su asentimiento. -Ah, y la materia prima más grande de zoisita que usted tenga-

Y Cuando Cora solo está de pie allí con sus manos sobre sus caderas, sé que ella se pregunta como
todos estos artículos aparentemente arbitrarios posiblemente pueden caber juntos.

-Ah, y un pedazo de turquesa, probablemente como el tamaño del que usted se lleva,- digo,
haciendo señas hacia su cuello.

Ella me mira, dándome un fresco, asentimiento superficial, antes de darme la espalda y recolectando
los cristales. Envolviéndolos de un modo casual que pensarías que empaquetaba comestibles en
Productos de alimentación Enteros.

-Ah, y aquí está una lista de hierbas,- digo, metiendo la mano en mi otro bolsillo y recuperando una
hoja arrugada de papel, que entonces le doy a ella. -Preferiblemente plantado durante la nueva luna
y tendido por monjas ciegas en India,- añado, asombrada cuando ella solo toma la lista y cabecea
sin el estremecimiento.

-¿Puedo preguntar para qué es esto?- ella pregunta, sus ojos sobre los míos.

Pero solamente sacudo mi cabeza. Fui apenas capaz de decirle a Bree, y ella es una buena amiga.
Entonces no hay ningún modo que le diga a esta señora, no importa cuán extremo pueda parecer.

-Um, yo preferiría no decir.- Me encojo, esperando ella respetará esto y en lo cierto ya que se
manifiestan estos elementos no funcionan, es imperativo que la primavera sea su fuente original.

Nos miramos la una a la otra, nuestras miradas fijas, firmes. Y aun cuando planifico soportar mi
razón el tiempo que sea necesario, es poco antes de que ella se separe y comience a hojear
rápidamente el archivador, sus dedos que tiran cientos pasados de paquetes mientras digo:

-Ah, y una más cosa.-

Averiguando mi mochila para mi bosquejo de los raros, difícil encontrar la hierba que a menudo era
usada en el Renacimiento Florencia. El ingrediente final tuvo que traer el elixir a la vida.

Entregándosela mientras pregunto: -¿esto le parece familiar?-
·
·
·
Hola mis dulces lectores.
Aquí tienen otra entrega de este capítulo, recuerden que aquí no hay nada mío, ni la historia ni los personajes. Pero como siempre lo comunico al principio de cada capítulo de esta adaptación. 
Espero con muchas ganas vuestros comentarios ^^
Os quiero! Que tengan un feliz fin de semana!

Instagram: maria213s
Twitter: @MaRiia213
FF: https://www.fanfiction.net/~mariia213
Buscame también en Google +



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)