Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

martes, 8 de diciembre de 2015

El comienzo de una nueva vida * Capítulo 10

Summary: Bella trabaja para Edward un antiguo compañero de clase que fue muy especial y es novia de Jacob. ¿Qué sucederá?
·
·
·
Este fic es completamente propiedad de Mari del blog http://sangreyhielo.com.es 
Los personajes son propiedad de la espectacular Meyer.
Tengo permiso de la autora para publicar su historia en mi humilde rincón que es este blog.
Dicho todo esto, espero que la disfruten!^^
·
·
·




CAPÍTULO 10: Mi primer día de trabajo

Desperté temprano en los brazos de Edward, escuchando  a Alice hablándole. Era lunes.

-Buenos días.- les dije.

-Buenos días.- me dijeron al unísono, a la vez que Edward me besaba.

-Vamos arriba a darte una ducha y a vestirte, que el desayuno ya esta- me dijo Alice.

-Voy a la casa a cambiarme y vengo a por vosotras.- nos dijo Edward.

-Vale.- le dijimos Alice y yo viéndolo salir de la habitación.

-¿Y que? ¿Ha pasado algo esta noche?.- me pregunto Alice mientras me duchaba después de haber escuchado cerrarse la puerta.

-No, hablamos y después yo me dormí.- le dije saliendo de la ducha y secándome.

-Pero…..¿nada de nada?.- me pregunto dudosa.

-Nada.- le dije rotundamente.
-Vale. Vamos a que desayunes.- me dijo terminando de arreglarme el pelo, mientras yo me terminaba de maquillar.

-Ya he vuelto.- dijo Edward desde las escaleras.

-Ya bajamos, un momento.- le dijo Alice mirándome- ya estas lista, vamos.

-Oh…Dios, estas bellísima.- me dijo Edward al verme entrar en la cocina.

-Gracias- le dije sonrojándome.

-Venga desayuna Bella que nos vamos.- me dijo Alice entrando detrás mío.

Desayuné ante la mirada de ellos y nos fuimos en el coche de Edward al trabajo.

-Alice ¿Y tu coche?.- le pregunte.

-Me ha traído Jasper.- me dijo desde el asiento trasero del coche tranquilamente.

-Ya hemos llegado.- nos dijo Edward entrando al aparcamiento subterráneo de un edificio.

Nada mas aparcar Alice se bajo y se fue a ver a Jasper.

-Bueno vamos a que veas tu despacho.- me dijo Edward ayudándome a bajar del coche.

-Vale.- le dije

-Espero que te guste lo ha arreglado Esme.- me dijo entusiasmado.

Llegamos a la puerta del que iba a ser mi despacho y estaba mi nombre puesto en letras doradas como en las otras puertas con los de ellos y los diferentes lugares.

-Esta de aquí es el mío.- me dijo Edward señalando la puerta de al lado a la vez que abría la del mío y entrábamos.

-Vaya….- dije al entrar quedándome más o menos boquiabierta.

-¿Te gusta? .- me dijo de forma dudosa

-Claro que me gusta, esta todo…perfecto.- le dije mirándolo con una gran sonrisa.

-Me alegro mucho que te guste.- me dijo dándome una sonrisa torcida de las que tanto me gustaban.- Pero vamos a la sala de juntas que nos están esperando.- me dijo tomándome de la cintura.

-Vale, pues vamos.- le dije saliendo con el del despacho y dirigiéndonos a la sala de juntas.

-¿Estas nerviosa?.- me pregunto acercándome todo lo que era posible a el.

-No, estoy bien.- le dije mirándolo.

Entramos a la sala y allí nos estaban esperando Alice, Jasper, Rosalie y Emmett.

-Buenos días.- le dijo Edward

-Buenos días hermanito, buenos días Bella.- dijo Emmett a la vez que el y Rosalie se acercaban a mi y me abrazaban.

-Me alegro que hayas vuelto Bella, te hemos echado mucho de menos.- me dijo Emmett

-Yo también me alegro que hayas vuelto Bella al igual que todos, ya que le has devuelto la felicidad a Edward.- me dijo Rosalie mirándome a los ojos sinceramente.

-Gracias por este recibimiento, yo también os he extrañado mucho a todos.- les dije mirándolos a todos.- Pero….. ¿Y Carlisle y Esme?

-En casa preparando la cena para esta noche.- me dijo Alice entusiasmada.

-Bueno no adelantemos acontecimientos, eh…- nos dijo Jasper mirando a Alice.

-Vale, cariño no adelantaremos nada,. Le dijo Alice a Jasper.- Así que vamos a trabajar y así no diremos nada.

-Bien, pues cada uno a su despacho y tu Bella vente conmigo que te explique como va todo.- dijo Edward saliendo de la sala conmigo y los demás detrás.

Edward y yo estuvimos en su despacho toda la mañana hasta la hora de comer que salimos para que yo comiera algo explicándome como iba el funcionamiento de todo.

Cuando volvimos por la tarde me explico un caso que estaba llevando para que lo llevara con el, hasta las 6:00 que llego Alice a por mi, para que me arreglara para la cena.

Fuimos a la casa y Alice me arreglo el pelo y el maquillaje antes de que me vistiera.

A las 7:30 llego Edward a por nosotras y nos llevo a la casa donde todos nos esperaban.

Me dio mucha alegría ver de nuevo a Carlisle y a Esme. Estuvimos hablando de cómo había estado desde la marcha de Edward y suya mientras yo cenaba y ellos me miraban y me escuchaban.

Cuando termine de cenar quise ayudar a Esme a recoger la mesa pero no me dejaron, así que nos sentamos en el comedor a seguir hablando pero ahora del negocio y de mi incorporación a el.
Hasta que de pronto.

-Bueno nos vais a perdonar pero voy a llevar a Bella a su casa para que descanse que ha sido un día muy largo para ella.- les dijo a todos mientras cogía las llaves del coche. Eran cerca de las once.

-Buenas noches.- les dije a todos.

-Buenas noches Bella, que descanses.- me dijo Carlisle a la vez que todos me daban las buenas noches.

-Vamos.- me dijo Edward a la vez que me tomaba de la mano y me sonreía.

Llegamos a la casa y me puse cómoda bajo la atenta mirada de Edward que estaba sentado en la cama.

Cuando estuve lista me acosté y se tumbo junto a mí tapándonos a ambos mientras yo me acurrucaba en su pecho y me quedaba dormida.


Los días transcurrieron tranquilos. De casa al trabajo y del trabajo a casa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)