Hola a todo aquel que se tome su tiempo para pasar por este humilde rincón. En este blog, se publicarán mis fics, esos que tanto me han costado de escribir, y que tanto amo. Alguno de estos escritos, contiene escenas para mayores de 18 años, y para que no haya malentendidos ni reclamos, serán señaladas. En este blog, también colaboran otras maravillosas escritoras, que tiene mucho talento: Lap, Arancha, Yas, Mari, Flawer Cullen, Silvia y AnaLau. La mayoría de los nombres de los fics que encontraras en este blog, son propiedad de S.Meyer. Si quieres formar parte de este blog, publicando y compartiendo tu arte, envía lo que quieras a maria_213s@hotmail.com

Translate

domingo, 6 de diciembre de 2015

Solos tú y yo * Capítulo 45

Summary: Bella y Edward ya pueden pasar la eternidad juntos, pero que pasaría si Bella pudiera viajar al pasado? Y si el precio fuera perder a Edward?
·
·
·
La autora dice: Los personajes son de la magnifica Meyer. Continuació de "Por y para siempre". Adapatción
·
·
·


CAPÍTULO 45

-Olvídalo. ¡Tú no me mandas, Bella!- Jake dijo exaltado, brazos cruzados, ceño fruncido, negándose 
a ceder. Es decir, ¿quién hubiera imaginado que una niño de 90 libras (40.82 kg) con 12 años de 
edad podría ser una fuerza de la naturaleza? Pero no hay forma de que me rinda. Porque al segundo 
de que mis padres se fueron y Jacob estuvo bebida y comida, le envía a Paul un mensaje, 
diciéndole que viniera como a las 10 pm, lo cual será en cualquier minuto entonces es imperativo 
que la tenga en la cama. 

Niego con mi cabeza y suspiro, deseando que no fueran tan terca, pero completamente preparada 
para enfrentar la batalla. 

-Um, odio tener que decírtelo- le digo,-pero estás equivocado. Yo mando aquí. Desde el momento en que mamá y papá se fueron hasta que regresen, estoy 100% segura que soy quien te manda. Y puedes argumentar todo lo que quieras, pero no cambiaré nada.- 

-¡No es justo!- Me mira. -Lo juro, en cuanto cumpla 13 va a haber algo de igualdad aquí.- 

Pero yo solo me encojo, ansiosa porque llegue ese momento. 

-Bien, así no tendré que cuidarte nunca más y puedo tener mi vida de vuelta,- le digo, observando cómo pone sus ojos en blanco y zapatea la alfombra. 

-Por favor. ¿Crees que soy estúpido? Piensas que no sé qué Paul viene?- sacude su cabeza. -Gran cosa, De todas formas ¿a quién le importa? Todo lo que quiero hacer es ver mi programa de 
televisión, eso es todo. Y la única razón por la que no me dejas es porque quieres estar a solas con 
tu novio para que puedas hacerlo en el sofá. Y eso es exactamente lo que les voy a decir a mamá y 
papá si no me dejas ver mi programa.- 

-Gran cosa. ¿A quién le importa?- le digo, haciendo una perfecta imitación de el. -Mamá dijo que 
podría invitar a mis amigos, por lo que.- Pero al momento que lo digo, no puedo más que arrepentirme, preguntándome ¿quién es la niño aquí, el o yo? 

Muevo mi cabeza, sabiendo que es una amenaza vacía, pero dispuestas a tomar cualquier 
oportunidad, le digo:

-Papá quiere salir temprano, lo que quiere decir que necesitas dormir un poco para que así no estés toda gruñona e irritable por la mañana. Y para tu información, Paul no va a venir.- Sonrío, esperando que cubra el hecho de que soy una terrible mentirosa. 

-¿Oh si?- sonríe, sus ojos iluminándose mientras se enfocan en mí. -Entonces ¿por qué esta su Jeep 
estacionado justo en la entrada?- 

Me doy la vuelta, observando hacia fuera de la ventana, después mirándolo, suspirando tranquilamente mientras digo:

-Esta bien. Ve tu programa. O lo que quieras. Como si me importara. Pero si te causa pesadillas, no vengas llorando conmigo.- 

-Vamos Bella ¿cuál es tu problema?- Paul dice, su expresión cruce entre curiosidad y molestia, 
en cuestión de segundos. -He esperado durante una hora para que tu hermanita se vaya a dormir 
para que así pudiéramos estar los dos juntos y ahora empiezas a actuar así. ¿Qué sucede?- 

-Nada,- murmuro, evadiendo su mirada mientras reajusto mi top. Observándolo de reojo mientras 
sacude su cabeza y se abrocha el pantalón, pantalón que nunca le pedí que desabotonara en 
primer lugar. 

-Esto es ridículo,- murmura, sacudiendo la cabeza y ajusta su cinturón. -Conduje todo el camino 
hacia aquí, tus padres no están, y ahora estas actuando como...- 

-¿Como qué?- susurro, queriendo que lo diga. Esperando que lo resuma a unas cuantas palabras, 
defina lo que es eso por lo que estoy pasando. Porque antes, cuando cambie de parecer y le envíe el 
mensaje para que viniera, pensé que así lo regresaría todo a la normalidad. Pero al momento en que 
abrí la puerta, mi primer instinto era cerrarla otra vez. Y no importa que lo mucho que lo intenté, no 
puedo entender porque me siento así. 

Es decir, cuando lo veo, es obvio lo afortunada que soy. Es lindo, atractivo, juega fútbol, tiene un 
buen carro, es uno de los, más populares, sin mencionar el hecho de que me gustaba desde hace 
mucho tiempo y no podría creer cuando supe que le gustaba. Pero ahora todo es diferente. Y no es 
como si pudiera forzarme a sentir cosas que no siento. 

Aspiro profundamente, completamente consciente del peso de su mirada mientras juego con mi 
brazalete. Girándolo y girándolo, tratando de recordar como llego ahí. Consciente de que hay algo 
molestándome en el fondo de mi mente, algo sobre... 

-Olvídalo,- dice, levantándose para irse. -Pero, es en serio, Bella. Necesitas decidir qué es lo que 
quieres pronto, porque esto...- 

Miró hacia él, preguntándome si terminará la oración y preguntándome porque parece no importarme 
de cualquier manera. 

Pero el solo me voltea a ver si sacude su cabeza, tomando sus llaves mientras dice: 

-Como quieras. Que te diviertas en el lago.- 

Observo como la puerta se cierra detrás de él, después me muevo hacia el reclinable de papá, tomo 
la manta de punto que la abuela tejió para nosotros no hace mucho antes de morir, y tiro de ella 
hasta mi barbilla y la meto por debajo de mis pies. Recordando como hace solo una semana le 
estaba diciendo a Rachel que estaba considerando seriamente recorrer todo el camino con Paul, y ahora... ahora apenas puedo soportar que me toque. 

-¿Bella?- Abro mis ojos. Jake está parado frente a mí, su labio inferior tiembla, sus ojos azules en los míos. -¿Se ha ido?- Mira alrededor del cuarto. 

Asiento. 

-¿Te sentarías conmigo mientras trato de dormir?- me pregunta, mordiéndose el labio inferior, 
dándome esa mirada triste de cachorro que es imposible de resistir. 

-Te dije que ese programa era demasiado terrorífico para ti,- digo, mi mano sobre su hombro 
mientras nos dirigimos por el pasillo, antes de asegurarla y acomodarla antes de acomodarme a su 
lado. Deseándole dulces sueños y retirando el cabello de su cara mientras le susurro:

-No te preocupes. Duerme. Los fantasmas no existen.-
·
·
·
Hola mis dulces lectores! Como les va el domingo?
Me encanta la relación de hermanos que tienen Bella y Jake :) Que les parece a ustedes? Me dejan su opinión y no olviden a darle  a +1
Los quiero!

Instagram: maria213s
Twitter: @MaRiia213
FF: https://www.fanfiction.net/~mariia213
Búscame también por Google+



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Graciias por dejar tus palabras, estas hacen que quiera seguir escribiendo, y que cada día le ponga más ganas!!

Gracias al blog smilersheart.blogspot.com
por esta firma :)